Se iniciaron las tareas para determinar si hubo enterramientos clandestinos en Campo de Mayo

Se trata de un trabajo coordinado entre la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, el Ministerio de Defensa, Abuelas de Plaza de Mayo y el juzgado que lleva adelante la causa. El relevamiento estará a cargo del Equipo Argentino de Antropología Forense con la asistencia de la Universidad Nacional de La Plata


El próximo lunes 18 de enero, a las 9.30, despegará desde la Base Aérea de Morón un avión equipado con un equipo de escaneo terrestre que sobrevolará aproximadamente las 5 mil hectáreas de Campo de Mayo y la zona anexa conocida como “Plaza de Aguas”. Los datos recolectados serán analizados por el EAAF, con la asistencia técnica de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata.

De esta manera, se iniciará el proceso para establecer la existencia de enterramientos clandestinos de detenidos-desaparecidos dentro de Campo de Mayo, de acuerdo a la información brindada a través de los testimonios de sobrevivientes en el marco de las audiencias de la Megacausa de Campo de Mayo. Este esfuerzo conjunto que lleva adelante la Secretaría tiene como objetivo seguir agotando todas las instancias en la búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia para los familiares y las víctimas del terrorismo de Estado.

El Plan de trabajo consta de dos etapas. En primer término el análisis del terreno en la superficie de 10 hectáreas donde funcionó el Centro Clandestino “El Campito”, área que será afectada a la creación del Espacio de Memoria. En una segunda instancia se relevará la totalidad de la unidad militar de Campo de Mayo, que involucra un terreno anexo que fue vendido en 1978 y que era conocido como Plaza de Agua.

Campo de Mayo fue una de las dependencias del Ejército de más elevado protagonismo en la última dictadura militar. Por ese lugar pasaron más de cinco mil víctimas que fueron detenidas, torturadas y finalmente desaparecidas. Cientos de mujeres parieron en las condiciones más inhumanas, y sus hijas e hijos fueron apropiados. Solamente un número pequeño de dichas víctimas fueron liberadas.

Con el objetivo de preservar el recuerdo colectivo del horror de la dictadura, el año pasado el presidente Alberto Fernández anunció la construcción del Sitio de Memoria “El Campito” en el espacio que ocupaba el ex Centro Clandestino de Detención. La decisión fue adoptada en el marco de la Ley Nacional de Sitios de Memoria.