Se inauguró la segunda etapa del hospital de Ituzaingó para atender casos de COVID-19

El presidente Alberto Fernández puso en marcha la segunda etapa del Hospital del Bicentenario que iniciará sus actividades como un centro de salud cerrado para la derivación de personas con COVID- 19.


El presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García; y la directora ejecutiva del PAMI, Luana Volnovich, pusieron hoy en funcionamiento la segunda etapa del Hospital del Bicentenario de Ituzaingó que durante la pandemia de COVID-19 funcionará para la derivación de personas con esta enfermedad pero se proyecta como un hospital general, especializado y de referencia para toda la región y con prioridad para las personas mayores.

“Estamos celebrando la apertura de un hospital, que hoy habilita 52 camas, de las cuales 16 son de terapia intensiva y que concentrará todo ese esfuerzo en la región para atender a pacientes con COVID-19 y que en los días sucesivos seguirá trabajando hasta completar un total de 120 camas”, expresó el Presidente desde la Quinta de Olivos.

Luego agregó que estas acciones dan “la tranquilidad de saber que desde el Presidente hasta el último de nosotros, todos sabemos dónde está la urgencia, la necesidad y qué es lo que debemos hacer y allí ninguno duda que la salud pública está por sobre todas las cosas en este tiempo”.

Fernández también se refirió a la historia del hospital “que pensó Néstor, que ejecutó Cristina y que me toca terminar”.

A su turno, González García aseguró que “esta es una ceremonia que felizmente se está reproduciendo todas las semanas en algún lugar de la Argentina que tiene que ver con una decisión política del Presidente de mucho antes de la aparición de la pandemia, que la Nación volviera a tener una Ministerio de Salud y una política de salud”.

Desde Olivos, el ministro indicó que esta inauguración es un ejemplo en este sentido, luego de que los vecinos de Ituzaingó hayan pasado “años duros, difíciles, manteniendo el hospital aunque sea limitadamente en sus funciones”.

A nivel nacional, González García destacó que en menos de cuatro meses se logró ampliar la capacidad de los hospitales y de las unidades de terapia intensiva en un 48 por ciento, con 3.600 camas más.

Por su parte y desde Ituzaingó, el gobernador afirmó que la finalización de esta etapa era “una deuda con el municipio de Ituzaingó y con la provincia de Buenos Aires” ya que “los vecinos y vecinas cuando tenían un problema de salud debían hacer una peregrinación hasta el Hospital Posadas a veces con riesgo de vida, con dificultades en el transporte y la angustia que involucra una enfermedad y esa cuestión de sentir lejos al Estado, de sentirlo ausente”.

En el acto de Ituzaingó también estuvieron presentes el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, el jefe de Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación, Lisandro Bonelli, y el ministro de salud bonaerense, Daniel Gollan.

El establecimiento cuenta con 52 camas de internación, 21 respiradores y todo el equipamiento necesario para las unidades de internación. Tiene 18 camas de cuidados mínimos, 28 de cuidados moderados y 6 de cuidados intensivos, además de un sistema de diagnóstico por imágenes digitalizado, sistema de almacenes y gestión de farmacia automatizada.

El plantel está integrado por más de 200 profesionales de la salud entre personal de enfermería, kinesiología, farmacia, laboratorio, hemoterapia e imágenes; médicas y médicos especialistas, psicólogas y psicólogos y trabajadoras y trabajadores sociales.

Se planea que el hospital llegue a 120 camas de cuidados mínimos y moderados y 20 camas de cuidados intensivos y estará gestionado por PAMI en conjunto con el Ministerio de Salud de la Nación, el bonaerense y la Municipalidad de Ituzaingó.

05-08-20 hospital ituzaingo