Se firmó un convenio para controlar la velocidad en las rutas de Río Negro

La Agencia Nacional de Seguridad Vial firmó un convenio con la gobernadora de Río Negro para incorporar radares que controlen la velocidad en las rutas nacionales que cruzan la provincia. En el mes de abril comenzarán los controles efectivos en las RN 3, 11, 22, 40, entre otras, que demandan control permanente.


El director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), Pablo Martínez Carignano, junto a autoridades nacionales, se reunieron en Río Negro con la gobernadora de la provincia, Arabela Carreras, para apoyar el trabajo que se viene realizando en materia de seguridad vial y sumar, a partir de este acuerdo, radares que controlen la velocidad en rutas nacionales.

La ANSV tiene como objetivo llevar adelante el mismo esquema en todas las provincias.

“Es inaceptable que no se cuide la vida de los argentinos por una cuestión de a quién le corresponde poner un radar o quién tiene la jurisdicción en una ruta. En este compromiso estamos todos unidos, como nos lo marca el presidente Fernández” declaró el director ejecutivo, Pablo Martínez Carignano.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el extralimitarse en velocidad causa uno de cada tres accidentes de tránsito en el mundo. En este contexto, los siniestros viales continúan siendo la principal causa de muerte en jóvenes de 15 a 29 años. A medida que aumentan las velocidades promedio, también se incrementan las probabilidades de tener una colisión con lesiones de diferente gravedad.
En este contexto, la colocación de radares no es una medida arbitraria sino que es la principal herramienta para disminuir los incidentes viales que son ocasionados por no respetar las velocidades máximas. El uso de esta tecnología nos permite en el SXXI, poder ampliar el control en todo el territorio y dedicar los recursos humanos a aquellas tareas donde la tecnología no puede resolverlo como por ejemplo los controles de alcoholemia y estupefacientes, orientar al tránsito cuando hay problemas, etc.

Por tal motivo el organismo pone a disposición, de todas las provincias, sus recursos disponibles para avanzar en el control de la velocidad, que es el principal factor de riesgo vial.

“A mayor velocidad, mayor es el daño y la Agencia Nacional, no puede mantenerse al margen del problema” expresó Carignano.