Se evitó que lleguen a los consumidores peras sin medidas sanitarias

El camión egresó de la región patagónica sin registrar ni precintar la carga, por lo cual fue rechazado en la provincia de Mendoza. Al regresar se decomisó la mercaderia.


General Roca, (Río Negro) – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó 66 bins de peras Williams –por un peso total de 28.464 kilogramos–, que habían egresado de la región patagónica con destino a su industrialización en la provincia de Mendoza sin documento de tránsito vegetal y sin precintar la carga.

Las empresas transportistas deben realizar este procedimiento en cumplimiento de la normativa sanitaria que está vigente, informaron los profesionales de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica. En este caso, el transporte egresó de la Patagonia pero no hizo la registración ni precintó la fruta para poder transitar por fuera de la zona, detalló el personal del organismo.

Por esta razón, cuando el camión llegó a destino, técnicos del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza (Iscamen) rechazaron su ingreso por carecer de precinto y, por lo tanto, no asegurar la inviolabilidad y trazabilidad de la carga. El objetivo es conservar el estatus sanitarios de las zonas libres de mosca de los frutos.

De regreso al puesto de control de 25 de Mayo, La Pampa, personal del Senasa interdictó y decomisó la carga y, posteriormente, la donó a la Municipalidad de Puelen. Según consta en el Acta de Donación, de acuerdo a lo establecido por la Resolución ex-MAGyP N.° 38/2012, “la mercadería es no apta para consumo humano y apta para consumo animal, y es donada para tal fin”.