Se evitó la comercialización de carne no apta para el consumo

Durante un control en ruta, agentes del Senasa decomisaron la mercadería que era transportada sin refrigeración en un vehículo no habilitado.


General Roca, 11 de enero de 2019 – Anoche el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó 400 kilogramos de carne bovina con hueso y 6 kilogramos de carne caprina con hueso que eran transportados en la caja de una camioneta.

El vehículo se dirigía desde 25 de Mayo, La Pampa, hacia la localidad rionegrina de Catriel, cuando fue inspeccionado por personal de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica del Senasa.

La mercadería, que tiene el ingreso prohibido a la región, no cumplía con las condiciones indispensables para su conservación y consumo. Ante estas faltas, en resguardo de la salud pública y la sanidad animal, los agentes decomisaron y destruyeron estos productos.

Por otra parte, la labor que desarrollan las patrullas móviles del Organismo en distintos puntos de la región continúa arrojando resultados positivos. Las tareas permiten reforzar los controles que se realizan en los puestos de barrera y articulan acciones con las direcciones municipales de Bromatología.