Se evitó el comercio de mercadería que carecía de documentación sanitaria

Se decomisaron 460 kg de carne bovina sin hueso y 200 kg de pollo fresco. Fue durante un control de rutina en la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica.


GENERAL ROCA (Río Negro) – Agentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisaron ayer 660 kilogramos de mercadería que carecía de la documentación sanitaria necesaria para su comercialización. Esto sucedió en el Puesto de control ubicado en el km 714 de la Ruta Nacional Nº 3, cerca de Bahía Blanca.

Durante un control de rutina, personal de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica detectó 460 kilogramos de carne bovina sin hueso y 200 kilogramos de pollo fresco que eran transportados sin contar con la documentación que permite identificar el origen y las condiciones de manipulación, lo que implica que al no poder realizarse la trazabilidad de estos productos tampoco pueda garantizarse su inocuidad.

Dicha mercadería se encontraba en un camión que se dirigía desde la provincia de Buenos Aires hacia la provincia de Santa Cruz, y que estaba habilitado para el transporte de alimentos elaborados, ya que trabaja para una empresa que brinda servicio de catering.

Tras notificar al chofer de la infracción, los agentes decomisaron los productos que debieron ser destruidos en cumplimiento de la normativa vigente, y permitieron que el transporte continúe el viaje con el resto de la carga que se encontraba en regla. El Senasa recuerda que este tipo de acciones tiene por objetivo proteger la salud de los posibles consumidores.