Se decomisaron costillares en Río Negro en resguardo de la salud pública

La mercadería, de ingreso prohibido a la región patagonica, carecía de la documentación sanitaria requerida para su tránsito y comercialización.


GENERAL ROCA (Río Negro) – Ayer a la tarde, en el puesto caminero de la localidad rionegrina de Chichinales, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó 316 costillares bovinos. La acción se realizó a partir del aviso que dio la policía caminera al personal de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica.

Los costillares eran llevados sin amparo sanitario en un transporte habilitado que, según la declaración de su chofer, se dirigía desde Río Colorado hacia General Roca. Durante la inspección se constataron irregularidades tales como la falta de precintos; además se determinó que los costillares provenían de un frigorífico ubicado al norte de la barrera zoofitosanitaria.

Por las infracciones corroboradas, los agentes de la patrulla móvil determinaron el decomiso de la mercadería que, de acuerdo a lo estipulado por la normativa vigente, será destruida. En este sentido, la carga está custodiada y es llevada a un establecimiento oficial en la localidad de Chimpay donde será desnaturalizada.

Con estas acciones, el Senasa resguarda la salud de la población y el estatus sanitario de la región, único en el país en ser libre de fiebre aftosa sin vacunación.