Se cumple el sueño de la casa propia para 70 familias de Mendoza


El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo; y el secretario de Vivienda, Iván Kerr, encabezaron la entrega de 70 viviendas del desarrollo urbanístico de ProCreAr en la capital de la provincia, que cuenta con 1.200 viviendas que ya fueron finalizadas por el Gobierno nacional.

“Este es un barrio nuevo y estamos cumpliendo con lo que dijimos. Esto forma parte del Plan Nacional de Vivienda, con mucho esfuerzo replanteamos lo que había y lo recondujimos a esa clase media trabajadora que con esfuerzo y un poco de ayuda del Estado tiene acceso a la vivienda propia en un país en el que eso es muy difícil”, destacó Frigerio en el acto en el que también participó el electo intendente de Mendoza, Ulpiano Suárez.

Y agregó: “Este ha sido uno de los proyectos más importantes de ProCreAr y hemos tenido que hacer grandes esfuerzos trabajando con la Provincia y la Municipalidad para que sea una realidad. Estamos muy contentos de que las familias puedan convertir esta inversión de muchísimos millones de pesos en un verdadero hogar”.

Más temprano, Frigerio y el intendente de Luján de Cuyo, Omar de Marchi, recorrieron las 750 viviendas que el Gobierno nacional construyó para las familias que vivían de manera precaria en asentamientos sobre las riberas norte y sur del Río Mendoza. Estas obras requirieron una inversión por parte del Gobierno nacional de 1514 millones de pesos para mejorar la calidad de vida de unos 3.500 vecinos.

Además, Frigerio recorrió el Complejo Penitenciario Federal de Cuyo que el Estado nacional construye en Cacheuta y que tendrá una capacidad de alojamiento total de 904 plazas: 760 para hombres; 112 para mujeres y 32 para el Instituto Abierto.

Para realizar la obra, con un presupuesto de 1.463 millones de pesos, se tuvo en cuenta el concepto de cárcel como un lugar de reinserción social y no de reclusión. Por eso, construyeron las áreas de educación, trabajo, visitas, estacionamientos, cercos y casino de personal. Además, habrá sectores diferenciados para condenados y procesados.