Se creó la Cámara de Empresas de Ensayos no Destructivos

Marcelo Marzocchini, director operativo, participó del lanzamiento y se refirió a la relevancia del paradigma 4.0.


Los empresarios agrupados en la recientemente creada Cámara de Empresas de Ensayos no Destructivos de la República Argentina (CEENDRA) lograron reunir, en el encuentro virtual de lanzamiento de esta nueva institución, al secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores (SePyMe), Guillermo Merediz; el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación, Diego Hurtado; el director operativo del Instituto, Marcelo Marzocchini; y el director general del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM), Nicolás Eliçabe. En nombre de la nueva institución, habló su presidente, Ignacio Fraie.

Con su creación, CEENDRA busca obtener visibilización para un sector que es transversal a toda la industria. En este aspecto somos pioneros en la materia porque ya desde su fundación, en 1957, contábamos con ese servicio, mientras que 25 años después, en 1982, empezó a calificar a prestadores para que pudieran llevarlo adelante en el sector privado. Casi todos los profesionales o técnicos especializados en ensayos no destructivos se capacitaron, formaron y calificaron en nuestro Instituto.

Inicialmente, realizábamos estos ensayos como un apoyo a la obra pública, luego lo hicimos extensivo. Contribuyen a identificar fallas en productos o piezas, roturas, evitan accidentes o problemas ambientales, favorecen la seguridad en diversos ámbitos, y se pueden realizar en distintas instancias de los procesos productivos: fabricación, instalación y, posteriormente, como acciones de mantenimiento.

En el pasado, era muy común la aplicación de los ensayos no destructivos en la industria nuclear, pero dado que resultan no solo aplicables, sino útiles y fundamentales en todos los ámbitos, su crecimiento fue exponencial. Se aplica en todos los sectores industriales: algunas de las más significativas son petróleo y gas, aeronáutica, y alimenticio.

Uno de los temas centrales de la reunión de lanzamiento de CEENDRA fue el paradigma de la industria 4.0. Al respecto se refirió Marzocchini.

“Apoyamos este camino de asociatividad y todas las iniciativas público-privadas que permitan potenciar y complementar capacidades en el país”, destacó al inicio de su exposición el director operativo, quien luego hizo hincapié en uno de los ejes del encuentro: “Se requieren distintas herramientas y políticas públicas diferenciadas para profundizar la incorporación del entramado productivo al paradigma de la industria 4.0. En el futuro ya no va a ser una opción para las empresas, sino que va a ser una cuestión inevitable. Por eso queremos construir también un INTI 4.0, que pueda ayudar a todo el entramado productivo en este camino”.

En esa línea, Marzocchini amplió: “Se necesitan iniciativas de divulgación y sensibilización; de incorporación de tecnologías; un cambio de paradigma organizacional; y también incorporación de capacidades”. Luego, en relación a la necesidad de multiplicar la difusión sobre este desafío, precisó que “de acuerdo a un estudio de la Unión Industrial Argentina (UIA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el 50 por ciento del empresariado argentino desconoce qué implica el paradigma 4.0; entre un cinco y un seis por ciento sí sabe de qué se trata y está en proceso de adopción de esas tecnologías o ya las ha incorporado; y hay un 45 por ciento que se encuentran en instancias de 2.0 o 3.0 y evalúan cómo cambiar de paradigma”.

Otro de los ejes de trabajo que se presentó para abordar a futuro entre la Cámara y el organismo tecnológico fue la creación de un observatorio del sector, que sirva para crear un mapa con toda la información, datos e indicadores necesarios, necesidades y capacidades existentes.

Durante la reunión virtual, también estuvieron presentes Jorge Schneebeli y Pablo González Táboas, integrantes de nuestro departamento de Ensayos no destructivos.