Se contribuye a la conservación de la sanidad forestal en la costa bonaerense

El Senasa monitorea plagas forestales y aplica estrategias para su control en plantaciones de pinos, en el marco del Programa Nacional de Sanidad Forestal.


Mar del Plata - Técnicos y profesionales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) monitorean las áreas forestadas de la localidad turística de Pinamar y municipios aledaños, con el fin de identificar y controlar plagas que las afecten.

Estas tareas se desarrollan desde 2013 en la jurisdicción del Centro Regional Buenos Aires Sur del Senasa, gracias a un acuerdo de colaboración con la División de Mantenimiento de Espacios Verdes y Arbolados municipal.

Las actividades están enmarcadas en el Programa Nacional de Sanidad Forestal que coordina el Senasa, el cual impulsa acciones para la preservación de los bosques a través de medidas que disminuyan los daños que ocasionan las plagas como también su dispersión.

"Desde entonces, los trabajos de monitoreo, trampeos, recolección y sistematización de datos, se focalizan en la determinación de la presencia de la avispa barrenadora de los pinos, Sirex noctilio, una de las plagas que afecta a las coníferas del género Pinus, que tiene gran relevancia mundial dado que el ataque de estos insectos ocasiona la muerte de los árboles", explicó el profesional del Centro Regional Buenos Aires Sur del Senasa, Lucas Bacalov.

El tareas que efectúa personal del Senasa y del municipio consiste en la prospección visual de sectores rurales y urbanos forestados, sobre los cuales se busca identificar sintomatología de ataque de plagas, para su marcación y georreferenciación.

Bacalov destacó que "desde el Senasa trabajamos en la incorporación de un biocontrolador de Sirex, el nematodo Beddingia siricidicola, en árboles previamente identificados por sintomatología de ataque y con la confirmación de presencia de larvas de la plaga."

Cabe aclarar que este organismo es parásito de la avispa y produce la esterilidad de las hembras adultas del insecto. Es uno de los métodos de control biológico utilizado en plantaciones de pino, con más amplia distribución en el mundo, siendo completamente amigable con el ambiente ya que es específico atacando sólo a Sirex noctilio.

Estas acciones se replican en otras regiones como el noreste, centro y sur del país, donde el Senasa interactúa con otros organismos para fortalecer las acciones de monitoreo y control de plagas forestales.