Scatolini mantuvo una reunión de trabajo con funcionarios de la provincia de Salta

Abordaron la definición de los parques para implementar el programa de Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior (DAMI).


El secretario de Desarrollo Territorial, Luciano Scatolini, en representación del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat que dirige Jorge Ferraresi, recibió al ministro de Economía y Servicios Públicos de Salta, Roberto Dib Ashur, junto a la secretaria de Planificación Financiera, Liliana Corona y la directora General de Financiamiento, Daniela Juri de la misma provincia, con el fin de generar obras en el Área Metropolitana del Valle de Lerma.

En el marco del Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior (DAMI), los funcionarios avanzaron en un plan de ejecución de obras a partir de un diagnóstico de la zona, de las principales necesidades y de los actores involucrados. De esta manera, se trabajó en los proyectos vinculados al fortalecimiento institucional de las entidades metropolitanas, y el desarrollo de los proyectos que tiene el Ministerio, como la generación de suelo urbano de calidad, el aporte de equipamiento comunitario y el armado de espacios públicos.

El Área Metropolitana de Lerma comprende a los municipios de Salta Capital, La Caldera, Vaqueros, Campo Quijano, Rosario de Lerma, Cerrillos, La Merced y San Lorenzo.

Al finalizar la reunión, Scatolini afirmó: “Con la implementación de este programa apuntamos a mejorar la calidad de vida de las y los salteños con soluciones integrales. Conocemos la problemática para acceder a un hábitat digno y sabemos que para resolverla tenemos que seguir trabajando con cada provincia y cada municipio, teniendo una mirada federal que es lo que nos encomendó el presidente Alberto Fernández”.

El DAMI es un programa gestionado entre la Secretaría de Desarrollo Territorial del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat y la Secretaría de Municipios del Ministerio del Interior de la Nación, con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo. Entre sus objetivos, busca redefinir la metrópolis como lugar de reunión de unidades locales, municipios, comunidades, sindicatos, grupos organizados y ONGs que se vinculan e interactúan para desarrollar estrategias regionales, bajo la concepción del desarrollo espacial y territorial como un proceso dinámico.