Salud y OPS organizaron taller para la evaluación de las capacidades del país ante emergencias

La nueva herramienta del Reglamento Sanitario Internacional, que se modificó este año, está destinada a realizar un seguimiento y examen de los procesos de planificación existentes. Del taller intersectorial surgirá el informe anual que se presentará en los primeros meses de 2019.


La Secretaría de Gobierno de Salud y la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) llevaron a cabo un taller sobre monitoreo y evaluación del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) como base para la planificación estratégica ante eventos que puedan constituir una emergencia de salud pública.

EL RSI exige que los Estados Partes establezcan y mantengan la capacidad para la prevención, detección, evaluación, notificación y respuesta ante riesgos para la salud y emergencias. Todos los años cada país entrega un informe que sirve como herramienta para la autoevaluación que, en 2018 tuvo algunos cambios, lo que motivó la organización del taller en el que participaron organismos públicos del ámbito de la salud, la seguridad y la defensa.

“Esta evaluación es un eslabón más para trabajar entre todos en forma efectiva. Significa mostrar en qué estado estamos, las dificultades que tenemos y escuchar cómo en otros lugares del mundo las resuelven”, afirmó la secretaria de Regulación y Gestión Sanitaria, Josefa Rodríguez.

La funcionaria destacó la importancia de tener una preparación global y normalizada “en la que es imprescindible la fuerte interdisciplinariedad con la presencia de todos los actores del Estado como en esta reunión”. Además, señaló que “cualquier país ante un evento adverso tiene que notificarlo con transparencia y honestidad para que el resto de los países pueda preparase rápidamente para el riesgo y por supuesto, tener respuestas rápidas y efectivas frente al mismos”.

Por su parte, la asesora en Epidemiología y Enfermedades Transmisibles de OPS/OMS en Argentina, Tamara Mancero, señaló que “los países serios evalúan sus prácticas”. Mientras que la asesora regional de RSI de la misma organización, Roberta Andraghetti, explicó que “el reglamento es una herramienta para desarrollar la capacidad de respuesta cuando un evento se está iniciando” por lo que es importante “apropiarse del reglamento”.

Luego, la directora de Epidermiología de la Secretaría de Gobierno de Salud, Patricia Angeleri, brindó un panorama del estado de implementación del RSI en Argentina. “Necesitamos tener documentos pragmáticos que nos ayuden a todos en los distintos niveles no sólo a nivel ministerial y provincial sino también en el asistencial para trasladarlos a la práctica diaria”, aseguró.

Durante ayer y hoy los representantes de distintos organismos públicos que intervienen en emergencias analizaron y debatieron la evaluación en cada uno de los indicadores que incluyen legislación, financiamiento, recursos humanos, centro nacional de enlace, vigilancia, laboratorio, eventos zoonóticos, alimentos, eventos químicos y radioactivos y comunicación, entre otros. El objetivo principal fue llegar a acuerdos en la evaluación para el informe que se presentará en los primeros meses de 2019.