Salud recomienda prestar atención a los signos de bronquiolitis en los más pequeños

Si bien los cuidados para evitar COVID-19 son útiles para prevenir otras enfermedades respiratorias, es necesario observar a los menores de un año cuando presentan cansancio, irritabilidad extrema, y dificultad para respirar y alimentarse.


Además de seguir las medidas de prevención para COVID-19, en esta época del año suelen aparecer otras enfermedades respiratorias como la bronquiolitis en los niños, principalmente en los menores de un año, por lo cual es necesario estar atentos a síntomas como “dificultad respiratoria que aparece con el aleteo de la nariz; hundimiento en la zona entre las costillas por el esfuerzo para respirar en el tórax del bebé; irritabilidad extrema; dificultad para alimentarse o hidratarse correctamente, y consultar al sistema de salud”, recomienda la licenciada en Enfermería de la Dirección de Salud Perinatal y Niñez del Ministerio de Salud de la Nación, Aldana Ávila.

Otro de los síntomas para considerar y consultar de inmediato es si la piel de los niños se torna azulada, en espacial debajo de las uñas o la de los labios. “Hay que prestar atención a los chicos que tienen bronquiolitis porque muchos pueden requerir internación y alguno de ellos necesitar administración de oxígeno”, advirtió Avila.

La bronquiolitis es una infección respiratoria en la que se inflaman los bronquiolos que se encuentran en los pulmones, para la cual no existe vacuna ni antibiótico efectivo. Por esa razón es importante reforzar las medidas de prevención como lavarse las manos de manera frecuente; ventilar los ambientes aunque la temperatura exterior sea baja, y mantener la higiene de la casa, los objetos y las superficies que los niños tocan. Además, es fundamental que los más pequeños cuenten con el Calendario Nacional de Vacunación al día y hacer los controles de salud necesarios más allá de la pandemia de COVID-19.

Ávila también habló sobre la especial situación del grupo con mayor riesgo para esta enfermedad formado por los recién nacidos prematuros y los que tienen una cardiopatía congénita. “Para estos niños, el Ministerio de Salud de la Nación hace más de 10 años desarrolla un programa que incluye la aplicación de un anticuerpo monoclonal llamado palivizumab” en los meses previos a los de mayor circulación que son de mayo a agosto. El acceso al mismo está garantizado tanto en el sistema público como en el privado.

26-05-20informediario2