Salud mantuvo teleconferencia con provincias del sur para fortalecer prevención del hantavirus

Frente al aumento de roedores en ciertas zonas de la Patagonia producto de la floración de la caña colihue, la Secretaría de Gobierno de Salud y las jurisdicciones fortalecen la prevención de enfermedades, especialmente en las zonas afectadas por dicho fenómeno.


A partir del brote ocurrido en la localidad de Epuyén, provincia de Chubut, durante el verano pasado, la Secretaria de Gobierno de Salud de la Nación ha intensificado las acciones de coordinación y prevención de la enfermedad por virus hanta. Para tal fin convocó a los equipos sanitarios de Chubut, Río Negro y Neuquén a participar de una teleconferencia para aunar criterios y acciones frente a posibles casos.

Para tal fin, la subsecretaria de Prevención y Control de Enfermedades Comunicables e Inmunoprevenibles, Miriam Burgos, destacó que “es importante mantener una comunicación fluida con las jurisdicciones afectadas, para saber qué se requiere y cómo vienen trabajando”, en ese sentido, la funcionaria subrayó que “el éxito de Epuyén se debió al trabajo conjunto de los distintos equipos”.

20-11-19 teleconferencia hantavirus 1

De la teleconferencia participaron referentes de las áreas de zoonosis y epidemiología de las provincias patagónicas mencionadas, además de integrantes de equipos de atención hospitalaria de las localidades de Bariloche, Bolsón, Esquel y Villa Langostura, entre otras.

Desde el mes de junio, la Secretaría de Gobierno viene trabajando junto al SINAGIR y Parques Nacionales sobre las medidas de cuidado que deben tener los pobladores en relación a la “ratada”, que es la manera de definir al fenómeno del aumento excesivo en el número de roedores silvestres debido a causas naturales como la floración masiva de la caña colihue –principal alimento de estos animales– que genera que, al contar con alimento en exceso, los roedores tengan hasta tres eventos reproductivos en un año.

En consecuencia, este fenómeno natural produce desplazamientos en masa de los ratones buscando territorio, agua y alimento, incluso de día, los cuales pueden ingresar a las viviendas y galpones para consumir y contaminar alimentos, forrajes y fuentes de agua. Inclusive, los roedores pueden comer el cableado del agua, luz, teléfono y vehículos generando inconvenientes serios en la población afectada.
Esta situación de cercanía con la población y el posible contacto de las personas con la orina, saliva y excretas de los roedores aumenta la posibilidad de producir casos de hantavirus.

En ese sentido, la directora nacional de Epidemiologia y Análisis de la Situación de Salud, Patricia Angeleri, indicó que “es muy importante que frente a enfermedades como el hantavirus podamos acordar protocolos de acción, sobre todo frente a la posibilidad de transmisión interhumana, ya que el aislamiento respiratorio selectivo de contactos es una medida imprescindible para disminuir el impacto de la eventual transmisión interhumana del virus”, como la que quedó registrada en el brote de Epuyén.

Para Angeleri, “las acciones como las llevadas adelante por las provincias del Neuquén y Chubut, son para destacar y replicar por parte de las provincias involucradas”, destacó la funcionaria.

El hantavirus es una enfermedad viral aguda grave. Los ratones silvestres (principalmente los colilargos) son los reservorios de este virus y lo transmiten a las personas, eliminando el virus en la saliva, las heces y la orina. Pese a ciertos antecedentes de contagio interhumano para algunos de estos virus, la mayor forma de contagio es la vía ambiental, por eso es importante la prevención mediante:

• Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones.
• Evitar que los roedores entren o hagan nidos en las viviendas.
• Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías.
• Realizar la limpieza (pisos, paredes, puertas, mesas, cajones y alacenas) con una parte de lavandina cada nueve de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo.
• Colocar huertas y leña a más de 30 mts. de las viviendas, cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 mts. alrededor del domicilio.
• Ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones).Cubrirse la boca y la nariz con un barbijo N95 antes de ingresar.
• Al acampar hacerlo lejos de maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable.
• Si se encuentra un roedor vivo: no tocarlo y consultar en el municipio.
• Si se encuentra un roedor muerto: rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar un mínimo de 30 minutos. Luego recogerlo usando guantes y enterrarlo a más de 30 cm. de profundidad o quemarlo.

Actualmente Argentina presenta hasta la semana epidemiológica 40 un total de 92 casos confirmados de Hantavirus. Aunque se registran casos tanto en la región centro como en el noroeste argentino (NOA), la principal atención está puesta en la región Sur, por el antecedente de transmisión interhumana y el fenómeno de ratada que está afectando la geografía aledaña al Parque Nahuel Huapi.

Para más información consultar los siguientes links:

https://www.argentina.gob.ar/salud/glosario/hantavirus
https://www.argentina.gob.ar/salud/glosario/ratada
https://www.argentina.gob.ar/salud/epidemiologia/hantavirus

20-11-19 teleconferencia hantavirus