Salud avanza en la articulación de estrategias para la eliminación de la enfermedad de Chagas

Entre hoy y el viernes, referentes nacionales y provinciales, representantes de instituciones y organizaciones se reúnen con el fin de aunar iniciativas destinadas a reducir la transmisión vectorial y vertical de la enfermedad de Chagas.


El secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, inauguró hoy el Encuentro Nacional de Chagas en el que destacó la importancia de avanzar en el trabajo conjunto con el fin de lograr eliminar la enfermedad. “A partir de las estrategias del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, y de muchas otras organizaciones que colaboran, hemos logrado limitar la transmisión vectorial. Lo mismo hemos hecho con la donación transfusional, por lo que el mayor desafío que tenemos hoy es eliminar la transmisión vertical”, apuntó.

Ante referentes nacionales y provinciales, investigadores e integrantes de instituciones y organizaciones que trabajan en el abordaje de la problemática, Rubinstein expresó que “probablemente no haya ninguna otra condición en Argentina en la cual una enfermedad tan prevalente y tan conocida haya estado tan desatendida y subestimada en la consideración pública”.

En este sentido, mencionó que si bien ya hay 10 provincias certificadas como libres de transmisión vectorial domiciliaria, todavía quedan 9 con prevalencia de Chagas a las que hay que acompañar, como así también apuntar a estrategias orientadas hacia la eliminación de la transmisión congénita (de madre a hijo) para lograr la meta del 90 por ciento de los niños diagnosticados y tratados. Esto último “requiere un enorme trabajo con las mujeres embarazadas en los diferentes periodos para la detección de los recién nacidos con Chagas ya que sabemos que el tratamiento es muy efectivo”, agregó el secretario de Gobierno de Salud.

El encuentro que comenzó hoy y se desarrollará hasta el viernes, tiene el objetivo de mapear las iniciativas de trabajo existentes en el país a fin de propiciar la articulación entre distintos actores en pos de la eliminación de la transmisión vectorial y vertical en Argentina. “Todas las instituciones tanto del sector público y privado y organizaciones no gubernamentales pueden colaborar con iniciativas focalizadas en la eliminación de la transmisión vectorial así como la congenita de la enfermedad de Chagas”, promovió Rubinstein.

Por su parte, la representante de la Organización Panamericana de la SALUD (OPS/OMS), Maureen Birmingham, focalizó la importancia de las medidas relacionadas con la donación de sangre, el control vectorial y las orientadas a la eliminación de la transmisión materno -infantil de la enfermedad ya que “no podemos dejar a nadie atrás” y “la persistencia de la enfermedad de Chagas sigue siendo un limitante para el desarrollo”.

Asimismo, Birmingham reiteró las felicitaciones a los equipos nacionales y provinciales “por haber logrado un hito importante para la salud pública del país como la eliminación de la malaria. No podemos perder el impulso de este gran logro para también eliminar el Chagas de la Argentina”.

Por su parte, el secretario de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos, Mario Kaler, dio la bienvenida al encuentro destinado al monitoreo y actualización de los planes de Chagas de Nación y provinciales, según las particularidades de los diferentes escenarios epidemiológicos con el fin de priorizar la enfermedad. El funcionario puntualizó en el fortalecimiento de la estrategia de control de la transmisión congénita ya que en Argentina es la vía que genera mayor número de casos nuevos por año.
Es importante resaltar que el riesgo de transmisión vertical (de madre a hijo) se presenta en todo el territorio argentino por lo que resulta fundamental implementar estrategias a fin de disminuir el riesgo con el desafío de eliminar dicha transmisión.

En el encuentro participan expertos internacionales de la Organización Panamericana de la Salud y cuenta con distintos bloques que abarcan a la situación global y nacional de Chagas; las experiencias e iniciativas de universidades, fundaciones y organizaciones; el trabajo de los referentes nacionales y provinciales y el viernes se presentará una red de vigilancia de resistencia a los plaguicidas en el uso de salud pública. A lo largo de la actividad se buscará aunar criterios consensuados en el marco de una estrategia nacional.

La causa de la enfermedad de Chagas es un parásito llamado Trypanosoma Cruzi que puede vivir en la sangre, en los tejidos de personas y animales y en el tubo digestivo de las vinchucas que son el vector de la enfermedad. Estos insectos se alimentan de la sangre y, si están infectados con el parásito, al picar pueden transmitir la enfermedad. La otra vía de transmisión es durante el embarazo, de la madre infectada al feto durante la gestación.