Salta tiene su primera promoción de locutores y locutoras nacionales

Se produjo en el ISER la entrega de los 17 carnets de locutores y locutoras del IES "Abuelas de Plaza de Mayo" de Salta. Conversamos con David Torres, locutor egresado, y con Marcelo Segura, rector del instituto.


A partir de un convenio firmado el 3 de julio -Día del Locutor- del año 2015 con la autoridad de aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y el Ministerio de Educación de la Provincia de Salta, el Instituto de Educación Superior “Abuelas de Plaza de Mayo” de la ciudad de Salta comenzó a dictar la carrera de Locución Integral como adscripto al ISER, lo cual lo convirtió en el primer establecimiento educativo de la provincia en contar con esta carrera de manera pública y gratuita.

Días atrás, la Disposición N°10/2021 oficializó el título de Locutores y Locutoras Nacionales de la primera promoción de estudiantes de la institución salteña, que concluyeron su formación en el año 2018 y rindieron su examen habilitante a instancias del ISER en el 2019.

Eliana Nahir Hussein, Marta América López, Javier Daniel Mamani, Ana María de los Ángeles Molina, Ignacio Joaquín Sosa, Abel Enrique David Torres, Enrique Gerardo Villarroel, Eva Natalia Ávila, Facundo Exequiel Balderrama, David Mariano Burgos, Débora Daniela Coca, Francisco Samuel Collar, Ariel Jorge Fernández, Mauro Ricardo Guitian, María Belén Mamani, Mariana Beatriz Reale Echechurre y Pablo Fernando Sosa Moreno son los diecisiete locutores y locutoras nacionales que ya pueden exhibir con orgullo sus carnets y afirmar que pertenecen a la primera camada egresada del IES Abuelas de Plaza de Mayo.

David Torres, uno de los diecisiete egresados, es presidente de la comunidad originaria Lules de Finca las Costas. También es delegado del Consejo de Participación Indígena del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, dependiente del Ministerio de Justicia. Su acercamiento a la radio lleva más de una década, y nos contó cómo fue su interés por la Locución: “Integré un equipo de comunicación indígena en el 2006. Ahí hacíamos un tipo de comunicación militante, nos incorporamos a un gran equipo de comunicadores indígenas, a una organización nacional, y cuando llegaron en su momento las discusiones por la nueva Ley de Medios, nosotros introdujimos, junto con otras organizaciones y otros pueblos, el derecho a la comunicación con identidad. Al mismo tiempo iniciamos un proyecto radiofónico que se llamaba Comunicación con identidad. Ese fue el motivo, más allá de a uno interesarle la radio, que es por excelencia el único medio que llega a las comunidades indígenas con mucha claridad y por eso estábamos muy acostumbrados a ella. Sin querer fuimos tomando responsabilidades. Y cuando salió esta posibilidad de hacer la carrera de Locución, nos presentamos. En Salta había una presión antigua de profesionalizar el oficio. Se presentaron casi 800 personas, de los cuales quedamos 36”.

David sostiene que en la carrera se encontró con herramientas que le ayudaron a enriquecer la práctica, no solo desde el aspecto técnico, sino también para profundizar la mirada sobre la comunicación enfocada en la identidad que busca en sus proyectos. “El tratamiento de la cuestión indígena en Salta no se hace de la manera adecuada. Es más, elaboramos una cartilla sobre cómo tratar la cuestión originaria en los medios de comunicación. Se estereotipa muchísimo las comunidades, y lo que se encuadra en ese estereotipo construido de las sociedades dominantes es como si fuese una verdad intocable. Salta es la provincia con mayor cantidad de pueblos originarios. Acá hay una mayoría indígena, el 80% en Salta desciende de algún pueblo originario. Y cuando vos decís, ‘¿Quiénes son las minorías en Salta?’ Cuando empezás a deconstruir o desnaturalizar el poder, y empezás a citar algún autor francés como Derrida o Foucault, y te dicen ‘che hermano, pero, ¿Ustedes son indígenas o no?’ ‘Y sí, así como usamos el caballo, así como usamos en algún momento las armas, también usamos los conceptos, las categorías analíticas para mostrarles con sus propios medios a ustedes que se trata de una sociedad de este modo y que se está buscando su participación, que se le consulte, que se le respeten sus cuestiones’. Eso me dio la carrera. Por lo menos de hacerlo de manera organizada, según lo estipula el oficio. Uno lo hacía desde las ciencias sociales, pero el oficio tiene algunas normas que hay que manejarlas”.

Al finalizar la charla, David Torres hizo un balance de su experiencia como estudiante y egresado del IES Abuelas de Plaza de Mayo. “Para mí fue un honor haber logrado ingresar a esta carrera y recibirme. No tenía las herramientas necesarias, estaba muy lejos del ideal del locutor estereotipado por lo general. Uno se ve a sí mismo y se ve muy lejos del locutor rioplatense, sin embargo pusimos fuerza de voluntad, de militancia. Cuando se abrió la carrera en Salta de manera gratuita, vino gente desde Jujuy, desde Chaco, desde Formosa, desde Tucumán. Estoy agradecido con este terciario, con el ISER, porque me dieron la posibilidad de recibirme de algo que por ahí desde chico lo veía como un anhelo lejano cuando escuchábamos una vieja AM que sonaba con mucho ruido, pero he logrado llegar a ese punto que me conmueve, y espero que a mucha gente más le llegue su oportunidad, se reciba, porque es una carrera muy buena, muy linda y que ojalá esté por muchos años en Salta”, concluyó.

Marcelo Segura, rector del IES “Abuelas de Plaza de Mayo”, manifestó su alegría por el cierre de ciclo de los 17 egresados y compartió su visión sobre este proceso educativo que vivió en el Instituto, en el marco de la educación pública y gratuita: “En nuestra provincia hubo y sigue habiendo una expectativa bastante importante, con una gran cantidad de consultas y preinscriptos. Realmente ha sido movilizador. Me gustaría agradecer a todos los actores que han contribuido a esto en todos estos años. Resistir ha sido importante en los momentos más difíciles. Hemos podido atravesar las tormentas y tenemos que aprender a cuidar estos espacios. Cuando quedó la selección de los primeros 35 estudiantes que iban a poder hacer la carrera, fue tan impactante llegar a ese curso la primera vez que tenía que hablar con ellos. En ese momento me cayó la ficha de lo que habíamos logrado, porque era nada más y nada menos que el dibujo de la inclusión”.