Salta: línea de financiamiento con tasa del 9,9% y creación de un fondo de garantías por $25MM

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, presentaron hoy una línea de financiamiento conjunta para PyMEs por un monto de 200 millones de pesos.


El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, presentaron hoy una línea de financiamiento conjunta para PyMEs por un monto de 200 millones de pesos, con una tasa subsidiada del 9,9%. Además, anunciaron la creación de un Fondo de Afectación Específico con respaldo conjunto del FOGAR y de la provincia por $25 millones (cada parte aporta el 50%) para ampliar el acceso al financiamiento de las PyMEs salteñas.

La línea de financiamiento anunciada se suma así a las que ya se pusieron en marcha junto a las provincias de San Juan, Entre Ríos, Neuquén, Santa Cruz y La Rioja.

“Este convenio es parte de las medidas que venimos implementando para terminar con esta Argentina que ha excluido a las PyMEs del financiamiento y caminar hacia la reactivación productiva con mirada federal. Vamos a complementar las herramientas que estamos implementando, en este caso el FOGAR, que está hoy en tratamiento en el Parlamento dentro del Presupuesto 2021 con 115 mil millones de pesos para apalancar créditos por cerca de 500 mil millones de pesos”, afirmó Kulfas.

Y resaltó la necesidad de “generar agendas con perspectiva de género, nivelar la cancha y que los emprendimientos liderados por mujeres accedan al financiamiento desde la política pública con herramientas concretas”.

Los créditos tendrán una tasa final subsidiada del 9.9%, a partir del esfuerzo conjunto de la provincia de Salta y del Ministerio de Desarrollo Productivo, a través del FONDEP. En este caso el Fondo de Garantías Argentino (FOGAR), hará un desembolso de 100 millones de pesos.

Por su parte, el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, sostuvo que "este convenio es muy importante para provincias como la nuestra, del Norte argentino y que muchas veces han sido olvidadas, porque implica un Gobierno nacional que practica el federalismo”.

Y resaltó que "esta línea de crédito es para reactivar un sector tan golpeado en este tiempo, como lo son las PyMEs, que son un verdadero motor de la economía. Nos da la posibilidad de crecer más justa y equitativamente”, así como la importancia de la gestión de los recursos necesarios y el apoyo del Gobierno Nacional para garantizar que las personas puedan vivir de su trabajo y “las familias tengan un crecimiento real y digno".

Las PyMEs que accedan a esta línea contarán con un plazo de hasta 18 meses y 6 de gracia y podrán destinarlos a capital de trabajo, puesta en marcha de proyectos y reactivación productiva de las actividades en la provincia. Las PyMEs podrán solicitar como máximo hasta dos meses y medio de ventas, con un tope de dos millones de pesos. El 20% de los créditos deberá destinarse a empresas lideradas por mujeres.

El respaldo del FOGAR será para cubrir el 50% de los créditos; la otra mitad lo respaldará la provincia a través de su propio fondo de garantías y se implementarán de acuerdo al tamaño de la empresa: 75% en el caso de las microempresas, 50% en el caso de las pequeñas y 25% para las medianas tramo 1 y 2. Las PyMEs solicitantes deberán contar con certificado MiPyME.

Además, el FOGAR hará un desembolso de $12,5 millones, que, junto a un aporte por la misma cantidad por parte de la provincia, permitirá la creación de un Fondo de Afectación Específica (FAE) para alcanzar, en una primera etapa, un total de $25 millones para el otorgamiento de garantías directas e indirectas, así como también garantías en respaldo de las que emitan sociedades de garantías, a fin de mejorar el acceso al crédito de las micro, pequeñas y medianas empresas salteñas.

Participaron también del encuentro el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores, Guillermo Merediz y los ministros de Producción y Desarrollo Sustentable, Martín de los Ríos y de Economía de Salta, Roberto Dib Ashur.