Rugby femenino, un deporte en ascenso

El crecimiento de este deporte en Argentina permite soñar con el ascenso de la selección 7s al grupo mundial y la clasificación a Tokio 2020.


La selección argentina de rugby femenino -juega en la modalidad seven (7s)- se ilusiona con alcanzar su máximo logro en sus más de 10 años de historia: ascender al grupo mundial y ser olímpico. “Si hoy soñamos con un Mundial y con Tokio 2020 es porque este deporte no para de crecer. No será fácil, pero estamos en el camino correcto“, le contó a la web de la Secretaría de Deportes de la Nación el entrenador Tomás Bongiorno.

A un mes de viajar a Ciudad del Cabo para disputar la World Rugby Sevens Challenges Series, con la ilusión de ascender al grupo Mundial y jugar el circuito Mundial 2021, el DT Bongiorno explica su proyecto: “El objetivo principal es posicionarnos. Estamos preparados para ascender, pero lo más importante es consolidarnos en tres años entre las potencias. Y por eso ahora tenemos la segunda concentración del año en Alta Gracia”.

Y prosiguió: “Después de este torneo nos jugaremos la chance de clasificar a Tokio y lo vamos a intentar con un grupo de juveniles que no tengo duda que en el tiempo va a ubicar a la Argentina en la elite. El rival a vencer es Brasil que es una selección de ‘nivel 2’. Nosotros todavía somos de ‘nivel 3’ pero estamos trabajando para subir y llegar en 2023 a ocupar el ‘nivel 1’, donde hoy están Nueva Zelanda, Australia, Canadá y Estados Unidos, estas dos últimas selecciones seguro van a ganar dos de las tres plazas olímpicas; la otra esperemos que sea nuestra”.

Junto a la manager Leticia Alcaraz-histórica jugadora y una de las principales propulsoras del rugby femenino en el país- Bongiorno apuesta a la consolidación de un seleccionado que tenga volumen de juego y agresividad. “Nuestro punto de partida son los torneos locales. Cada temporada los campeonatos son más competitivos y aparecen mejores jugadoras”, remarcó el cordobés que se formó durante seis años como DT en Córdoba Athetic, donde cosechó 19 títulos de seven, y se desarrolló de 2017 a 2019 con la Selección femenina de Córdoba.

En Argentina hay un seven de selecciones provinciales organizado por UAR, que tuvo a Tucumán campeón en juveniles y mayores. Y al mismo tiempo se juegan diferentes torneos de equipos en distintas provincias del país, entre los campeones sobresalen La Plata Rugby Club, Cardenales de Tucumán y la Universidad Nacional de Córdoba.

Estas son las 18 jugadoras preseleccionadas por Bongiorno y Alcaraz para la próxima concentración: Florencia Moreno, Jaqueline Corzo, Gimena Mattus, Andrea Moreno, Yamila Otero, Josefina Pedellaro, Renata Giraudo, Valeria Montero, Brisa Trigo, Agostina Campos Ruiz, Aylen Fernández, María Emilia Ortega, Carla Farroni, Milena Peralta, Antonella Reding, Débora Fretes Hernández, Mariel González y Ariana Pérez.