Rubinstein supervisó la asistencia a los afectados por las inundaciones en el Litoral

El secretario de Gobierno de Salud recorrió distintas zonas de Corrientes y Chaco donde los equipos de salud provinciales junto a Nación trabajan en la prevención de enfermedades infecciosas o transmitidas por vectores asociadas a estos eventos climáticos.


El secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, supervisó la asistencia de los damnificados por las inundaciones en las provincias de Corrientes y Chaco, donde las fuertes precipitaciones causaron miles de evacuados y autoevacuados en las últimas semanas.

Ahora que el agua cedió en algunas de las localidades, equipos territoriales de las provincias con el apoyo de la Nación, trabajan en la prevención de enfermedades infecciosas o transmitidas por vectores asociadas a estos eventos climáticos.

“Hemos venido a ponernos a disposición de las autoridades de salud provinciales para apoyar y ayudar en esta situación que afortunadamente está mejorando pero que todos sabemos que cuando el agua empieza a bajar aparecen algunos problemas que tenemos que atender”, señaló Rubinstein durante la recorrida por la localidad de El Sombrero, ubicada a 40 minutos de la capital correntina, donde dialogó con vecinos afectados.

De las acciones en terreno participaron también el ministro de Salud Pública de Corrientes, Ricardo Cardozo, el intendente de El Sombrero, Raúl González, equipos provinciales y municipales. El municipio tiene alrededor de 3 mil habitantes y fue una de las localidades afectadas por las inundaciones, donde el agua arrasó el tendido eléctrico y obligó a evacuar o autoevacuarse a cientos de familias.

“Cuando el agua baja aparecen infecciones intestinales, de piel, y la proliferación de mosquitos, de arácnidos y ofídeos que hay que atender y la Nación está para eso”, aseguró Rubinstein e indicó que “estamos entregando insumos, medicamentos, apoyo logístico y técnico a la provincia y vamos a atender todas las necesidades que tengan”.

Antes, los funcionarios participaron de la sala de situación de las inundaciones en Corrientes, realizada en el Hotel de Turismo de la capital provincial. Allí, el director de Sistemas de la cartera sanitaria, Fabián Medina, trazó el panorama de las inundaciones que según las estimaciones afectan a un 45 por ciento del territorio correntino, principalmente en la zona centro y sur de la provincia.

En ese marco, el ministro Cardozo agradeció la presencia del doctor Rubinstein que –dijo-“fue una de las personas de la administración nacional que rápidamente nos dio respuesta y ayuda cuando empezamos con este inconveniente”, y detalló que “nos conectó con la Dirección Nacional Emergencias Sanitarias (DINESA), enviaron medicamentos, leche, pastillas potabilizadoras y por supuesto todo lo que significó la ayuda de Prefectura, Policía Federal y Ejército respecto de los medios de transporte que tanto nos hacían falta”.

El ministro destacó el apoyo permanente de la Secretaría de Gobierno de Salud y sostuvo que es clave “en este momento porque cuando bajan las aguas viene la presencia de alimañas, de víboras, de infecciones gastrointestinales por el agua contaminada y también por la presencia de vectores como el mosquito que prolifera en los ambientes húmedos”.

En ese sentido, destalló que “estamos recibiendo medicamentos como el caso de las cremas antimicóticas, y elementos de fumigación para las casas que fueron abandonadas, como así también refuerzos de sueros antialacranes y antiofídicos”.

En Chaco, junto a la ministra Stanley

Por la mañana, Rubinstein junto a la ministra Carolina Stanley, la primera dama Juliana Awada y el gobernador chaqueño Domingo Peppo, recorrieron el municipio de Santa Sylvina, una de las localidades afectadas por las inundaciones en Chaco.

Durante la visita, de la que fue parte también el ministro de Salud chaqueño Luis Zapico, los funcionarios sobrevolaron las zonas anegadas, entregaron insumos y equipamiento
y dialogaron con vecinos afectados.

inundaciones Corrientes

Sala de situación

Corrientes