Rubinstein reconoció a los trabajadores de salud por la certificación de OMS de la eliminación de paludismo en el país

El secretario de Gobierno de Salud destacó el trabajo iniciado años atrás por “los héroes de la salud pública y los anónimos” que llevaron a eliminar la malaria en Argentina.


En una ceremonia que se llevó a cabo en la sede de la cartera sanitaria, el secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, reconoció el trabajo de los equipos técnicos que hicieron posible contar con la certificación de la eliminación de paludismo en el país que otorga la Organización Mundial de la Salud (OMS) luego de una profunda evaluación.

“El certificado es el resultado de un trabajo que comenzó a principios del siglo pasado con héroes de la salud pública como Carlos Alberto Alvarado y todo el esfuerzo de héroes anónimos, profesionales, técnicos, agentes sanitarios y rociadores, gente que estuvo trabajando en el territorio para eliminar el paludismo o malaria en nuestro país”, afirmó Rubinstein. El funcionario agregó que “desde el año pasado tomamos las decisión de formalizar este proceso de eliminación con el objetivo de lograr la certificación de la OMS como Argentina libre de paludismo”.

Rubinstein destacó que para lograr la certificación se llevó adelante un trabajo arduo desde la Secretaría de Gobierno de Salud, los organismos de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) “Dr. Carlos G. Malbrán” y las autoridades y equipos técnicos de las provincias que habían sido endémicas como Misiones, Salta y Jujuy. “Es importante realizar un enorme reconocimiento a todos los que trabajaron por la tarea que han hecho”.

Durante la ceremonia, la representante del Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) en Argentina, Maureen Birmingham expresó: “El certificado representa un trabajo de alta calidad, según el estándar internacional, de muchos años, compromiso y liderazgo”.

En el mes de mayo, en el marco de la Asamblea General, la OMS anunció hoy que Argentina certificó la eliminación del paludismo en su territorio luego de un proceso evaluativo en el que logró demostrar la ausencia de casos autóctonos desde el año 2011; la presencia de un sistema de vigilancia robusto que garantiza la detección precoz de los casos importados; el diagnóstico y el tratamiento oportuno; y la implementación de la vigilancia y el control vectorial de los mosquitos del género Anopheles.