Rubinstein encabezó la III Jornada Nacional Avanzando hacia la CUS en Argentina

El secretario de Gobierno de Salud de la Nación participó de un encuentro en el cual se abordaron los resultados de implementación de la Cobertura Universal de Salud 2018-2019 y se propusieron líneas de avances futuros.


El secretario de Gobierno de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, inauguró la “III Jornada Nacional Avanzando hacia la CUS en Argentina”, en la que su gabinete y referentes provinciales pusieron en común los logros y desafíos vinculados a la implementación de la Cobertura Universal de Salud.

La CUS es una política central de la cartera sanitaria nacional que tiende a ampliar la cobertura efectiva haciendo que todos los servicios de salud apropiados y necesarios lleguen a las personas con protección social y financiera, independientemente de donde vivan y de cuál sea su condición socioeconómica. Y que, por lo demás, busca que se acceda a estos servicios con garantía de integralidad, continuidad de la atención y coordinación de cuidados con efectividad, equidad y calidad.

“Cuando asumí en la Secretaría de Promoción de la Salud, a principios de 2017, la CUS estaba presente como estrategia pero faltaba tangibilidad. Había además muchos prejuicios en cuanto lo que podía significar, como la precarización de prestaciones. Se habían firmado acuerdos marco con algunas provincias pero no hablaban de cómo se iba a dar la implementación. Entonces la oportunidad la vimos al ya tener los programas PROTEGER, REDES Y SUMAR”, recordó el secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein.

“Seguimos la lógica de SUMAR que tenía un fuerte trabajo de la nominalización de la población con los beneficiarios en cada jurisdicción; tenía un trabajo con la constitución de estos seguros públicos nacionales y tenía una modalidad de pagos complementarios contra cumplimiento de metas. Esa era la plataforma sobre la cual montar la implementación de la CUS pero había que trabajar la integración de los programas”, añadió el funcionario tras recordar la génesis de la estrategia que se consensuó con 22 provincias en base a tres ejes: cobertura prestacional, cobertura digital y cobertura territorial.

En la apertura del encuentro Luis Giménez, Secretario de Coberturas y Recursos de Salud, destacó el impulso que el Secretario de Gobierno le dio a la CUS: “Quiero agradecer la presencia de autoridades nacionales y provinciales, y a Adolfo Rubinstein, el líder que propició hace dos años esta estrategia sanitaria de carácter federal basada en la atención primaria, en la cobertura efectiva y en los sistemas de información para poder integrar y mejorar el alcance de la cobertura de salud. Hoy vamos a compartir los resultados y avances de esta estrategia y ver cómo continuamos a futuro”, sostuvo.

En este sentido Rubinstein remarcó el camino recorrido hasta ahora, cuando ya se han transferido más de $10.000 millones a las provincias para el fortalecimiento del primer nivel de atención; entregado a las provincias bienes, equipamiento e insumos por más de $ 1.000 millones; desarrollado la Plataforma Virtual de Salud para mejorar el acceso y la coordinación de todas las capacitaciones (en total hay 11.200 personas capacitadas) y desarrollado el Plan de evaluación y mejora de la calidad del primer nivel de atención así como ampliado el Plan de Servicios de Salud, incluyendo nuevas prestaciones, superando las 700 prestaciones cubiertas y líneas de cuidado alcanzando las 63.

Al respecto, el funcionario puso en relieve que “cuando las ideas son claras y hay un equipo muy convencido y motivado se logran los apoyos necesarios para implementarlo y eso sucedió con las provincias. Esto que pasó en la mayoría que han adherido a la CUS y que han firmado también el Programa PACES (Programa de Ampliación de la Cobertura Efectiva en Salud) tiene que ver con la apropiación de conceptos y de los instrumentos para llevar a cabo el cambio porque más allá de que Nación da apoyo técnico, logístico y financiero para que puedan desarrollar la estrategia de implementación que como último objetivo tiene el cierre de brechas, no deja de ser una estrategia local porque los sistemas de salud de nuestro país son jurisdiccionales. Por eso es importante que las provincias se apropien a través de sus equipos de salud familiar, de sus sistemas de información, de sus sistemas de evaluación y cobertura de calidad”, mencionó.

Por su parte Cintia Cejas, Subsecretaria de Coberturas Públicas Sanitarias, se detuvo en un análisis de los hitos referidos a la efectiva extensión de la cobertura que asegure los servicios necesarios de salud a toda la población con la máxima protección financiera.

Así, enfatizó el mejoramiento de los indicadores sanitarios en población vulnerable, que se tradujo en el incremento de un 17% en el control de embarazadas antes de la semana 13 de gestación; la suba de un 40% en los controles completos de salud de niños y niñas menores de 10 años y de un 100% en los controles en adolescentes de 10 a 19 años, todo lo cual tuvo un impacto positivo en el achicamiento de la brecha de inequidad entre provincias. También se logró la reducción de la a tasa de mortalidad infantil en un 0,4 y un decrecimiento de 0.5% en la tasa de mortalidad por cáncer de colon.

“Estamos muy orgullosos. En bastante poco tiempo se pensó una estrategia, se creó una estructura para eso, se reorganizaron recursos y ya tenemos resultados. Hay convicción en los equipos provinciales de que es el camino a seguir y no hay vuelta atrás en los pasos que se han dado. En los resultados sanitarios vemos, por ejemplo, que más gente accede a estudios preventivos o que se mejoró el control de la embarazada, y eso es satisfactorio porque el objetivo es que la gente tenga mejor acceso y de calidad a los servicios de salud”, manifestó.

La subsecretaria agregó que hay “otros resultados de procesos que nos marcan que la estrategia es cada vez más adoptada. Esto se revela en la cantidad de personas federadas en la Red Nacional de Salud Digital, es decir que están en condiciones de compartir su historia clínica electrónica con otros efectores de la Red”, dijo. Este logro obedece al desarrollo de una estrategia de salud digital de alcance nacional que articuló sistemas de información interoperables entre las jurisdicciones. En este sentido se valoró la experiencia de la Red Nacional de Salud Digital, que promueve que existan instrumentos que permitan asegurar la continuidad en el seguimiento de la salud de los ciudadanos a través de una historia clínica electrónica y sistemas de información. Para ello sirvieron los ejemplos que expusieron en la Jornada la Provincia de Buenos Aires; Río Negro; Salta y San Juan.

“La historia clínica electrónica sonaba a ciencia ficción. Interoperabilidad e intercomunicación entre sistemas de información parecía algo disparatado. Esto pasó hace menos de tres años y hoy tenemos el mérito de haber pasado desde abril a septiembre de este año de 69.280 personas federadas a más de 1.5 millones que están conectados en estos sistemas interoperables”, afirmó Rubinstein y prosiguió: “como autoridad sanitaria tengo que pensar cómo logramos que esos beneficios lleguen por igual. El desafío es que la innovación en salud alcance a todos con equidad”
En este sentido también trabaja el Plan Nacional de Telesalud, tendiente a igualar oportunidades de acceso a la atención brindando consultas virtuales de calidad a aquellos que por razones geográficas u otras no pueden acceder a una consulta presencial, optimizando las acciones de gestión en salud a través de una red de colaboración de profesionales e instituciones. Al respecto brindaron sus experiencias las Provincias de Mendoza, Santiago del Estero y los profesionales del Hospital El Cruce.

El mencionado plan y la Plataforma de segunda consulta, así como el financiamiento de más de $ 6 millones de proyectos innovadores en Telesalud a través del programa Redes, son acciones que contribuyen a un aumento de los programas de Telemedicina, de los nodos de Telesalud (que pasaron de 397 a 906 en 3 años) y, así, en más Teleconsultas (que pasaron de 87 en 2016 a 18.603 en 2019). A su vez, se realizaron acciones tendientes a mejorar la infraestructura y el equipamiento informático del primer nivel de atención, como por ejemplo el Plan de Conectividad (2019-2020) prevé instalar 2.000 conexiones satelitales y 311 conexiones por fibra óptica y la entrega de 5.000 computadoras distribuidas a los centros de primer nivel de atención de todo el país.

En el encuentro también se revisó el fortalecimiento de la cobertura territorial que se logró mediante la asignación de población a equipos de salud familiar y comunitaria incentivando fuertemente la reorganización del primer nivel de atención para que haya un conocimiento más cercano de las personas, capacitando equipos y duplicando el aporte financiero para la formación de residentes de medicina general y familiar. Se juzgó positivamente la implementación del Plan de evaluación y mejora de la calidad en el Primer Nivel de Atención, con ejemplos de los casos de Tucumán y La Rioja y se profundizó en el examen del trabajo con población a cargo de equipos de Salud Familiar y Comunitaria en Corrientes; Jujuy; Misiones y San Juan.

Además se consideraron los proyectos provinciales escalables que se implementaron en 16 provincias. Se valoraron las experiencias de las Provincias de Mendoza, La Rioja y Santiago del Estero, como pioneros en llevar adelante las estrategias de la CUS.

Luego de sopesar los avances se trazaron los lineamientos futuros de la CUS, con la intervención de tres direcciones involucradas en los mencionados ejes estratégicos. Así, se avocaron a este análisis Sofía Olaviaga, Directora de Articulación de Coberturas Públicas Jurisdiccionales; Alejandro López Osornio, Director Nacional de Sistemas de Información en Salud y Sandra Fraifer, Directora Nacional de Salud Familiar y Comunitaria.

Como cierre Rubinstein concluyó: “Todas las políticas que se articularon desde el Ministerio de Salud estos últimos dos años tuvieron como objetivo contribuir a la CUS. Tenemos que defender esto que hemos logrado, que ha sido increíble, que tiene que ser parte de una política de estado sostenida para la ampliación de la población objetivo”.
Y agregó que fue por todo esto que “el Banco mundial se sirve de nuestra estrategia para mostrar en el mundo cómo un país puede llevar a cabo la implementación de la CUS de manera concreta, con objetivos precisos. Al final del camino logramos algo tangible, de lo cual ya se pueden ver los resultados. Esperamos que logre cerrar las brechas de inequidad sanitaria que aún existen en nuestro país y que mejore la calidad de vida y los servicios de salud para la población”, cerró.

Además, de la jornada participaron Emanuel Cardozo, director de Atención Primaria de la Salud; Rosana Poggio, Responsable del Área de Gestión Clínica y Calidad; Daniel Rizzato Lede, director de Desarrollo de Sistemas Informáticos Sanitarios; Ignacio González responsable de implementación de los Proyectos Provinciales Escalables, y Emiliano López, coordinador Nacional de Telesalud.

27-09-19 CUS en el Palacio de la Legislatura Rubinstein Giménez Cejas