RSO: Observar estrictamente las guías de inspección del fabricante

La estricta observación de los instructivos del fabricante a la hora de realizar inspecciones en talleres y la necesidad de modificar los requerimientos de elementos de seguridad son el tema de dos nuevas Recomendaciones de Seguridad Operacional (RSO) emitidas por la JIAAC.


Estas RSO se encuentran en el Informe de Seguridad Operacional resultante de la investigación del accidente de la aeronave Piper PA-25-235 Pawnee matrícula LV-LMY, ocurrido el 4 de enero de 2017 en la localidad de Villa Paoloni, provincia de San Juan.

Dicho informe incluye las RSO 1690 y 1691, ambas dirigidas a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). La primera de ellas insta a que se tomen todas las medidas que sean necesarias a fin de “garantizar que los procesos de control de calidad de los talleres aeronáuticos habilitados y bajo supervisión” aseguren “que las inspecciones se lleven a cabo” de acuerdo a lo establecido en las guías de inspección e instructivos elaborados por los fabricantes.

Por otra parte, la RSO 1691 apunta a la necesidad de incorporar la obligatoriedad del uso de elementos de seguridad dentro de la normativa que rige el trabajo agroaéreo. Es así que sugiere “modificar los requerimientos normativos – RAAC 137.35 – referente a los elementos de seguridad que deben ser provistos” para este tipo de actividad, como así también cuáles deben ser los mismos de acuerdo al tipo de tarea a realizar.

De acuerdo a lo que se detalla en el Informe de Seguridad Operacional el accidente ocurrió durante un vuelo de adiestramiento y prueba del equipamiento de rociado de la aeronave que se realizaba sobre la pista del aeródromo de San Juan, cuando se produjo una sustancial pérdida de potencia que impidió que la aeronave siguiese su vuelo. Esta circunstancia obligó al piloto a realizar un aterrizaje de emergencia en Villa Paolini, departamento de Pocitos.

La investigación estableció el desprendimiento del cable de acero del acelerador de su casquillo conector como factor desencadenante de la pérdida de potencia del motor, además de la ausencia del resorte que actúa sobre la “mariposa” en el carburador.

El Informe se encuentra disponible haciendo click aquí.