Rossi y Ghi acuerdan la creación de una Reserva Urbana de la Defensa en terrenos de la 1° Brigada Aérea “El Palomar”

Rossi: “La prioridad es el uso sustentable de los terrenos”


El ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el intendente de Morón, Lucas Ghi, rubricaron hoy un convenio por el cual se crea la Reserva Urbana de la Defensa “El Palomar”, en una fracción del inmueble de la 1° Brigada Aérea “El Palomar”, -propiedad del Estado Nacional, asignado en uso a la Fuerza Aérea-, con el objetivo de contribuir con un pulmón verde de 113 hectáreas como entorno natural saludable para la ciudadanía. Dicho acuerdo, se suma al realizado recientemente con el Ministerio de Ambiente de la Nación referido a la creación de cinco nuevas Reservas Naturales de la Defensa, lo que significa que más de 600 mil hectáreas serán resguardadas con el fin de conservar el patrimonio natural y cultural que existe en predios de las Fuerzas Armadas argentinas.

“Esta es la primera Reserva Urbana de la Defensa”, destacó Rossi en la base de El Palomar, al explicar que se trata de la primera que se encuentra localizada dentro de un tejido urbano. “Las anteriores siempre fueron reservas que estaban fuera del ámbito urbano, de los tejidos urbanos de las ciudades, y viene a completar una política que venimos llevando adelante”.

El titular de la cartera de Defensa sostuvo que ya desde su gestión anterior se realizaron acciones en materia ambiental. “Desde hace tiempo existe una política en materia de preservación del medio ambiente en predios de Defensa que es la creación de las áreas de defensas naturales. Venimos sosteniendo desde la gestión anterior que es fundamental intentar preservar terrenos, que son de las Fuerzas Armadas, garantizando un uso sustentable”. Y fue categórico al manifestar su oposición al “uso de las tierras de las Fuerzas Armadas para la realización de negocios inmobiliarios”.

“La prioridad es el uso sustentable de los terrenos”, dijo Rossi, y explicó que “hay partes de terrenos que son de las Fuerzas Armadas Argentinas que pueden tener otro uso y que ese uso no afecta la normal operatoria militar que se necesita llevar adelante”.

A su vez, Ghi destacó la articulación con el Ministerio de Defensa y expresó que “el resultado de esta interacción es mejor para la ciudad, para las fuerzas, para el Ministerio, en definitiva para el gobierno, y es por ello que nos propusimos una agenda aquí en Palomar que integre distintos ejes”.

Entre los considerandos del convenio -para llegar a esta determinación- se menciona que “a lo largo del tiempo, algunos inmuebles de las Fuerzas Armadas que se localizaban en zonas de relativo aislamiento, fueron alcanzados por el crecimiento de las ciudades, quedando insertos en medio de áreas urbanas y semi-urbanas, limitando en muchos casos su posibilidad de utilización para las actividades concernientes a la defensa”.

A la vez, el Partido de Morón donde se encuentra inserta la 1º Brigada Aérea “El Palomar” posee un alto grado de concentración de habitantes. Y en ese este sentido, se consigna la recomendación de la Organización Mundial de la Salud sobre que las ciudades cuenten con un entorno verde de entre 10 a 15 metros cuadrados por habitante para el logro de un desarrollo saludable.

También se establece que la declaración del predio como Reserva Urbana para la Defensa en ningún caso afectará las actividades del ámbito de la Defensa que deban desarrollarse.

Además, tanto la Fuerza Aérea como el Municipio de Morón se comprometen a continuar el desarrollo de políticas activas en materia de cuidado del patrimonio histórico, cultural, social y ambiental del predio.

Estuvieron presentes el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Sergio Rossi; la subsecretaria de Planeamiento Operativo y Servicio Logístico de la Defensa, Lucía Kersul; y el director de Patrimonio, Pablo Serenelli; y el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, brigadier Xavier Isaac.

Además asistieron el jefe de Gabinete del municipio de Morón, Hernán Sabbatella; el secretario de Planificación Estratégica, Pablo Itzcovich; el titular de Acumar, Martín Sabbatella; y la directora de Políticas Ambientales del municipio, Virginia Passo.