Rossi: "Es motivo de orgullo que los hombres y mujeres que hoy parten hacia Chipre lo hagan a bordo de una nueva capacidad que adquirió la Fuerza Aérea"

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, despidió esta mañana en el Aeropuerto Internacional Ezeiza a un nuevo contingente de cascos azules, que a bordo de la aeronave Boeing 737-700 de la Fuerza Aérea Argentina partió hacia la Fuerza de las Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz en Chipre (UNFICYP): “Es un motivo de orgullo que hoy viajen en esta nueva capacidad adquirida, en este Boeing denominado “Islas Malvinas”, que por primera vez realizará el cruce trasatlántico para reforzar nuestro compromiso con las misiones de la ONU en defensa de la paz mundial”, declaró.


“Desde 1993 venimos participando de esta misión donde Argentina es uno de los países con mayor componentes, y durante todo estos años se ha conformado al interior de las Fuerzas Armadas una impronta especial que recoge e integra a las tres armas”, expresó Rossi ante la Fuerza de Tarea 58, integrada por 224 militares del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, entre ellos 206 varones y 18 mujeres.

Allí destacó las posibilidades que brinda esta operación de “compartir la experiencia con hombres y mujeres de países limítrofes, quienes este año no están aquí por las restricciones de la pandemia”.

Y amplió: “El Presidente de la Nación firmó recientemente la nueva Directiva de Política de Defensa Nacional en la cual insistimos en construir un subsistema de defensa regional que permita ampliar las posibilidades de trabajo y de tareas conjuntas, como es el caso de esta misión”.

En su discurso, el titular de la cartera ponderó las posibilidades que brinda el FONDEF (Fondo Nacional de la Defensa) para el reequipamiento de las Fuerzas Armadas en un plan global: “Desde el año 2005 nuestra Fuerza Aérea no tenía aviones Boeing 737, lo que impedía que los pilotos pudiesen operar el sistema de transporte más común en todo el mundo; esta adquisición es una señal del camino hacia donde queremos ir”, indicó, al tiempo que agradeció a Aerolíneas Argentinas “la capacitación de los pilotos en el sistema de simuladores que es un lujo y orgullo para el país”.

Rossi se dirigió hacia los cascos azules, a quienes definió como “embajadores de nuestro país en una misión importantísima donde las Fuerzas Armadas argentinas siempre han sido reconocidas por su fuerte compromiso”, y los incentivó “a compartir con sus colegas la experiencia que reciben en Chipre. Eso buscamos, que el proceso de aprendizaje sea continuo”.

El contingente viaja desde Argentina hacia la ciudad de Lárnaca, en la isla europea, en dos vuelos. El primero, con 80 pasajeros, operado hoy por la Fuerza Aérea, y el segundo por Aerolíneas Argentinas, que partirá el próximo 8 de agosto con el traslado de 144 personas y cargamento.

Debido al contexto de pandemia, la República Argentina ha tomado medidas especiales y “burbujas sanitarias” para la rotación de los contingentes que participan en la misión. Al respecto, se establecieron estrictos protocolos de aislamiento y cuarentena, superiores al estándar exigido por la ONU y por la República de Chipre, no solo para los cascos azules que desplegaba si no también para el personal del CAECOPAZ (Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para Operaciones de Paz).

Asimismo, se realizaron dos hisopados, uno al inicio de la cuarentena y otro al finalizar la misma, a cargo de la Coordinación de Salud y Bienestar de las FFAA. Y, por último, todo el grupo cuenta con el esquema completo de vacunación COVID-19 con, al menos, dos semanas de antelación a la fecha de partida.

Participación Argentina en la misión de UNFICYP

Desde 1993, nuestro país despliega cascos azules en esta misión de la ONU, destinada a impedir nuevos enfrentamientos entre las comunidades grecochipriota y turcochipriota.

Las Fuerzas de Tarea nacionales se emplazan en dos ubicaciones: en el Campo San Martín, que está cerca de Skouriotissa, y en el Campo Roca, próximo a Xeros.

El Área de Responsabilidad de Argentina es el denominado Sector 1, que cubre una distancia de aproximadamente 90 kilómetros desde la ciudad Kokkina, en la costa oeste de Chipre, hasta Mammari, al oeste de Nicosia.

Para cumplir con la misión nuestro país aporta tres aeronaves (un Bell 212 y dos Hughes 500) que integran la Unidad de Helicópteros denominada UNFLIGHT. Además de realizar patrullas, estos componentes proporcionan apoyo logístico y asistencia ante emergencias.

Participaron del acto el secretario de Asuntos Internacionales para la Defensa, Francisco Cafiero; el subsecretario de Asuntos Internacionales, Roberto De Luise; el director Nacional de Cooperación para el Mantenimiento de la Paz, Juan Estanislao Lopez Chorne; el titular de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani; y el director nacional de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), José Glinski.

También asistieron los jefes del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de División Juan Martín Paleo; del Ejército, general de División Agustín Humberto Cejas; de la Armada, vicealmirante Julio Horacio Guardia; y de la Fuerza Aérea, brigadier Mayor Xavier Julián Isaac.