Rossi: con la regularización salarial, “la vida de los retirados de las FFAA tiene un antes y un después”

En su visita al IAF, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, se refirió a la regularización salarial del personal militar, que producirá un aumento promedio del 30% en el haber bruto de retirados, retiradas y pensionistas tomando como referencia febrero de 2020 y del 40% si se compara con enero. “Celebro la decisión del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, de concretar el blanqueo para el 100% del personal militar. Esto va a significar una merecida e importantísima mejora en los haberes de los retirados”, aseguró el ministro.


Rossi subrayó que esta decisión “histórica” implicó “un esfuerzo fiscal importantísimo por parte del Estado”. En ese sentido, destacó la medida impulsada por el presidente Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, que “hacia el interior del mundo militar significó haber cumplido con un compromiso histórico".

La regularización fue oficializada por el Gobierno Nacional a través del Decreto 780/2020, que suprimió el “Suplemento por responsabilidad jerárquica” y el “Suplemento por administración del material” para incorporarlos al “sueldo” mensual del personal de las Fuerzas Armadas. El “blanqueo” de estas sumas -que anteriormente eran no remunerativas- derivará en el mencionado aumento de los haberes de retirados y pensionistas.

El Presidente del IAF, Guillermo Carmona, celebró la medida y consideró que “constituye un importante beneficio para nuestros retirados y pensionistas”. En ese sentido, destacó la contribución realizada por el Instituto “en el trabajo previo a los efectos del análisis de viabilidad” de la regularización salarial, “lo cual implicó el aporte de distintas áreas del organismo”, y subrayó el “compromiso del IAF en su implementación”.

La decisión del Gobierno Nacional beneficia a 162 mil familias del personal militar retirado y en actividad. Además, pone punto final a las inequidades y desigualdades existentes al interior de las Fuerzas Armadas –sobre todo, a las diferencias en los haberes de activos y de retirados-, y a una situación que en el pasado generó numerosos juicios previsionales contra el Estado.

Indirectamente la medida del Ejecutivo favorece los ingresos del IAF, ya que el incremento del monto salarial remunerativo del personal militar, acrecentará el volumen de recursos que ingresan al proceso de capitalización del Instituto. También el “blanqueo” salarial mejora las condiciones de acceso al crédito, tanto para el personal en actividad como para retirados y pensionistas.