Romina Selzer: “Tenemos que hacer que la economía popular pase a un proceso de mayor cantidad de derechos y mejor calidad de condiciones”

Así lo aseguró Romina Selzer, directora de Desarrollo de Infraestructura Local, quien además puntualizó en la necesidad de que el Estado trabaje a partir de las necesidades reales que llegan desde los barrios populares.


Romina Selzer es la titular de la Dirección de Desarrollo de Infraestructura Local, dependiente de la Secretaría de Economía Social del Ministerio. Como tal tiene a su cargo la tarea de mejorar los espacios comunitarios en los barrios populares con la mirada puesta en la salud y el saneamiento. Para esto, el Potenciar Trabajo es una de las herramientas más importantes con la que cuenta para avanzar en el mejoramiento de las condiciones de vida de los vecinos y vecinas de los sectores más vulnerables. Por otro lado, Selzer enfatizó la importancia de fortalecer las unidades productivas de la economía popular fomentando los polos de producción del sector dentro de la infraestructura social.

1) ¿Cuál es la función específica de la Dirección de Desarrollo de Infraestructura Local?

Trabajamos para fortalecer el desarrollo de las organizaciones no gubernamentales en el territorio en materia de infraestructura social. Hoy, básicamente, lo estamos haciendo dentro del Potenciar Trabajo, mejorando la infraestructura de los barrios como para mejorar la calidad de vida de los vecinos. Otra de las líneas que estamos trabajando, para una próxima etapa, es fortalecer las unidades productivas de la economía popular, estamos fomentando los polos de producción del sector dentro de la infraestructura social.

2) ¿Cuál es el alcance del Potenciar Trabajo en el marco de estas políticas?

El Potenciar Trabajo tiene dos patas donde las organizaciones no gubernamentales van a trabajar. Por un lado, poner las postas de salud que son las que van a estar en vínculo con el barrio, donde ya se está haciendo un trabajo de concientización en virtud del coronavirus y de otras afecciones más. El saneamiento es otra pata fundamental, en los barrios una de las cosas que más complejiza la cuestión sanitaria es la acumulación de basura, la poca recolección, hay barrios que ni siquiera acceden a eso. Esto empeora las condiciones de vida. Por eso otro de los ejes del Potenciar Trabajo es armar cuadrillas de limpiezas y de mantenimiento que son permanentes en el territorio. También, dentro de las ramas que desarrolla el Potenciar Trabajo, uno de los ejes principales, es fortalecer la infraestructura social, que es la que más me compete a mí. Buscamos llegar, a través del desarrollo de las cooperativas, a donde no llega, a veces, el Estado más formal. Ahí, queremos llegar para mejorar condiciones de vida. Trabajamos en fortalecer merenderos, comedores, los accesos, veredas, y todo ese tipo de cosas a través de una serie de convenios para mejorar los espacios donde entendemos que los titulares de derecho están transitando todos los días. Así mejoramos la calidad de vida donde entendemos que se desarrolla la cotidianeidad de las vecinas y vecinos de los barrios populares. Esas son, creemos, las urgencias que hay que atender en los barrios.

3) ¿Para esto es importante la relación entre Estado y movimientos sociales?

Exactamente. Es el eje que trabaja la Secretaría de Economía Social, creemos que la comunidad organizada en forma de organizaciones sociales son las que nos demandan hacia dónde el Ministerio tiene dirigir su apoyo. Trabajamos desde lo que el territorio plantea, así podemos llegar con líneas más profundas, porque son ellas los meten los pies en el barro todos los días. Son las organizaciones las que nos demandan hacia dónde necesitan mejorar esos espacios, trabajamos en un ida y vuelta permanente. En este esquema del Potenciar Trabajo, las organizaciones nos presentan los proyectos y nosotros desde la capacidad técnica del área, donde tenemos muchos arquitectos con mucho bagaje, tratamos de implementar que esa ayuda y acompañamiento técnico llegue a las organizaciones de base, que entendemos son las que vinieron sosteniendo las crisis que venimos afrontando hace varios años y que en este contexto se están profundizando. Nosotros fortalecemos ese desarrollo, no a la inversa como se hacía en la gestión anterior, donde el proyecto ya salía del Ministerio como un módulo cerrado.

4) ¿El contexto generado por la pandemia profundizó la necesidad de trabajo en los barrios populares?

De alguna manera aceleró el proceso que veníamos viendo. Desde que pusimos un pie en el Ministerio, en diciembre, planteamos que había una cantidad importante de trabajadores y trabajadoras de la economía popular que no estaban registrados; que venían trabajando pero que el Estado no los estaba viendo. Claramente lo que hizo la pandemia y este contexto fue acelerar ese proceso y que esa demanda llegara con mayor rapidez. Por eso, nosotros también en este contexto, nunca paramos de trabajar. Vimos que el Potenciar Trabajo tenía que ser una herramienta que vaya por un lado a dar una respuesta en cuanto a la salud pero también en el saneamiento dentro de los barrios. Y que necesitábamos una línea de mejoramiento de estos espacios por el aumento de ollas populares que se fueron multiplicando y que se hicieron más presentes. Era necesario que la asistencia alimentaria se hiciera en condiciones. También apuntamos a poner el eje del trabajador de la economía popular en la órbita del Ministerio, que no era un sujeto denominado de esa manera, sino que era un titular a capacitar o un titular para hacer el camino hacia el trabajo formal. Nosotros entendemos que es otro el sujeto de la economía popular, que trabaja haciendo changas, que es albañil, que genera su propia economía y que hay que darle condiciones. Desde esta base, sabemos que tenemos que hacer que la economía popular pase a un proceso de mayor cantidad de derechos y mejor calidad de condiciones. Y en ese camino está mejorar la infraestructura social en los barrios que es en donde se desarrolla primordialmente la economía popular.

Trabajamos desde lo que el territorio plantea, así podemos llegar con líneas más profundas, porque son ellos los que meten los pies en el barro todos los días.

Romina Selzer