RIOOD: Declaración por el Día Mundial de la Salud

El organismo internacional que preside el INADI comparte un comunicado por el Día Mundial de la Salud en el contexto del recrudecimiento de la pandemia de Covid-19.


En el marco del Día Mundial de la Salud, los y las integrantes de la Red Iberoamericana de Organismos y Organizaciones contra la Discriminación, con plena convicción y consenso de que la conjunción de acciones integrales ayuda a prevenir y eliminar las prácticas discriminatorias en las sociedades que habitamos, presentamos la siguiente declaración:

El impacto súbito y generalizado de la pandemia del COVID-19, y las medidas de aislamiento y suspensión de las actividades que se adoptaron para contenerla, han ocasionado una drástica contracción de la economía mundial durante el pasado 2020 y lo que va del 2021. Y aquel contexto de recesión posibilitó que en todo el planeta se profundizaran las situaciones de inequidad económica, política y social, incluyendo a los países de la región iberoamericana.

A lo largo de la historia, las prácticas sociales discriminatorias han ido reconfigurándose y el ámbito de la salud no han sido la excepción. En esta ocasión, el COVID-19 ha demostrado nuevamente que algunas personas pueden vivir una vida más saludable que otras y gozar de un mejor acceso a la salud, debido al lugar y a las condiciones en las que nacen, viven y se desarrollan.

En este marco, la interacción entre la pandemia y el racismo estructural, entendido como las políticas y prácticas institucionales que distribuyen ventajas y desventajas a los diferentes grupos sociales de acuerdo a su origen étnico -racial, ha intensificado los procesos, prácticas y estructuras que reproducen la inequidad racial y representan serios límites a la democracia y al goce pleno de los derechos humanos.

En el contexto actual comenzaron a hacerse visibles actos discriminatorios vinculados con la problemática del COVID-19. No sólo se intensificaron las prácticas discriminatorias, racistas y xenófobas ya existentes hacia los grupos vulnerados, quienes sufren en mayor medida los impactos diferenciados derivados del COVID-19 y tienen menos probabilidades de tener acceso a servicios de atención médica de calidad, sino que se identificaron nuevas prácticas. Además, las brechas de la desigualdad socioeconómica se han profundizado al igual que los problemas sistémicos de vivienda, educación y empleo; experimentando una situación generalizada con mayor desigualdad de género, inseguridad alimentaria y menor acceso a entornos seguros que provean agua y aire limpios, deteriorando las condiciones sanitarias con la saturación de los sistemas de salud (en casos puntuales), incremento de enfermedades evitables y muertes prematuras.

Los Organismos y Organizaciones integrantes de la RIOOD, vemos con preocupación el aumento de prácticas sociales discriminatorias vinculadas con la pandemia y las medidas preventivas de aislamiento social. En este sentido, hacemos un llamado a las autoridades de los Estados de Iberoamérica a propiciar políticas públicas e iniciativas de cooperación con la sociedad civil, y otros actores, que favorezcan condiciones de vida y de trabajo propicias para el cuidado de la salud sin ningún tipo de discriminación en el acceso a servicios de salud de calidad.

Valoramos y reconocemos al Estado como agente irremplazable en la lucha contra el racismo, la discriminación y la xenofobia, y reafirmamos su rol como promotor de la recuperación con justicia social, para hacer frente a las consecuencias de la pandemia asistiendo a los sectores más debilitados y postergados en este largo período de estancamiento económico.


Descargas

Declaración RIOOD (0.12 MB)

    Descargar archivo