Reunión de trabajo para avanzar en la confección del Inventario de Uso de Agroquímicos

Durante el encuentro, encabezado por el ministro Salvarezza, se llevó a cabo una puesta en común con los grupos de investigadoras e investigadores que conforman la red de trabajo que se puso en marcha en diciembre pasado.


Con el fin de presentar los objetivos, etapas y la metodología de trabajo que se aplicará en la confección del Inventario de Uso de Agroquímicos, autoridades del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) e integrantes de la comunidad científica se reunieron de manera híbrida para dialogar e intercambiar experiencias e inquietudes acerca del tema. El encuentro contó con la participación del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza; la titular de la Unidad de Gabinete de Asesores, Carolina Vera; el subsecretario de Coordinación Institucional, Pablo Nuñez; y la investigadora del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (IIMYC, CONICET-UNMDP), Karina Miglioranza.

Al inicio, Vera realizó un resumen de la puesta en marcha del proyecto y señaló que “es muy satisfactorio contar con una iniciativa como esta dentro de nuestro Ministerio, que sea una fuente de información fundamentada e integrada de la situación de los agroquímicos en el ambiente, con la colaboración de la comunidad científica que está trabajando en ello”. La titular de la UGA recordó que está iniciativa se lanzó junto con los Ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Ambiente y Desarrollo Sostenible en noviembre de 2020, con una primera instancia de coordinación y fortalecimiento de las capacidades de medición en el ambiente. Además, comentó que en el primer relevamiento voluntario realizado por el MINCyT “se inscribieron 126 investigadoras e investigadores de 14 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. De este total, el 65% de los registrados ya se encontraban realizando mediciones”. En ese sentido, indicó que la primera etapa fue conformar una red de trabajo con foco en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos.

Seguidamente fue el turno de Miglioranza, quien en su rol de coordinadora de esta red de trabajo presentó el proyecto “Inventario de niveles de agroquímicos en matrices abióticas y bióticas de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe”, financiado a través de la línea de Proyectos Interinstitucionales en Temas Estratégicos (PITEs) del MINCyT, y que involucra el trabajo coordinado de 10 instituciones nacionales de ciencia y tecnología –entre las que se cuentan el INTA y el SENASA– y universidades nacionales.

Entre las motivaciones del proyecto expuestas por la investigadora se cuentan “la generación de un sistema de monitoreo a largo plazo; la verificación de la eficacia de las actuales regulaciones a través del contraste de los niveles guía disponibles con las concentraciones halladas en las distintas matrices; la posibilidad de detectar los desvíos de usos; y el establecimiento de niveles de uso de plaguicidas que sean sustentables con el ambiente y las poblaciones que rodean las áreas productivas”. En ese sentido, Miglioranza afirmó que los resultados de esta iniciativa “constituirán un insumo importante para gestionar políticas públicas y decisiones políticas con una base sólida e interdisciplinaria, que contribuyan al desarrollo de una producción sustentable y que resulten en beneficios sociales, económicos y ambientales”.

El proyecto realizará una evaluación espacio-temporal de los niveles de agroquímicos en suelos, agua superficial, sedimentos y biota, en diferentes escenarios agro-productivos de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe, “contemplando sistemas extensivos e intensivos, la temporalidad de aplicación y las características ambientales propias de las zonas de estudio”, señaló Miglioranza.

Al finalizar la exposición, Pablo Nuñez felicitó a todo el entramado de instituciones que participan en la iniciativa y afirmó: “Trabajar de manera colaborativa buscando las capacidades complementarias de cada institución es una modalidad que nos gustaría que se haga más frecuente en todo el sistema científico-tecnológico. Trabajando articuladamente se motorizan las capacidades que tenemos, y en eso se enmarca esta línea de financiamiento que creamos en esta gestión, los PITEs”.

Al cierre, el ministro Salvarezza manifestó su satisfacción por la integración interinstitucional que propone el proyecto y expresó que desde el MINCyT “tenemos dos compromisos: el primero es con la comunidad científica, para tratar de mejorar todos los aspectos que hacen a su funcionamiento; y el segundo es que el sistema pueda encarar los diferentes desafíos que tenemos, y uno de ellos es la producción sustentable. Es desde aquí que tenemos que ofrecer datos e información para que el manejo sea racional y basado en la evidencia científica”. Para finalizar afirmó que “es un paso fundamental tener esta línea de base, contar con esta información disponible para las autoridades locales y nacionales, así como también para las personas que habitan en esas zonas”.

Participaron también en la reunión Blanca Caffaro, integrante del equipo de la UGA y Gustavo Gibert, por la Subsecretaría de Coordinación Institucional.

Acerca del Inventario para la Producción Sustentable

La iniciativa se lleva adelante a través del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación en conjunto con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

La información que resulte del Inventario de Uso de Agroquímicos será un insumo para analizar y contribuir al desarrollo de formas de producción sustentable que permitan la apertura de nuevos mercados para la producción orgánica y agroecológica, y que resulten en beneficios sociales, económicos y ambientales.

Para ello, el MINCyT convocó a investigadoras e investigadores y a tecnólogas y tecnólogos que cuentan con resultados de investigaciones y/o desarrollos tecnológicos orientados a medir y/o estimar el contenido de agroquímicos en suelos, agua, aire y organismos biológicos. Las y los interesados se registraron en un formulario abierto que se habilitó entre noviembre y diciembre de 2020. La realización de este proyecto corresponde a la primera etapa del inventario.