Restauración de objetos históricos “Las maquetas a escala de E.L.M.A”

A partir del trabajo de relevamiento y documentación que se realiza con el patrimonio del Ministerio, el Taller de Restauración de la Coordinación estableció un proyecto para la restauración de las maquetas de E.L.M.A que presentaban diversos problemas de deterioro. Cabe mencionar que se trata de un trabajo interdisciplinario y que, hasta la fecha, se han intervenido ocho maquetas de las cuarenta que forman parte de la colección.


Acerca de las maquetas de E.L.M.A

Las maquetas corresponden al anteproyecto de construcción de los buques en los astilleros, tanto nacionales como internacionales. Es decir que antes de realizar la construcción de un buque debía realizarse una maqueta que ejemplificara las características estéticas, estructurales y de función para su aprobación.

La construcción de una maqueta es una ejecución progresiva que requiere de conocimientos navales y de una destreza manual precisa y delicada. Los materiales utilizados son los mismos que luego se emplean en las embarcaciones reales, estos son: madera, metal, algunos materiales sintéticos entre otros. Están realizadas en escala según el buque real (1:100).

Proyecto de conservación y restauración

Es importante destacar que antes de la tutela por parte la Coordinación, las maquetas estuvieron en guarda y en exhibición en lugares que muchas veces no cumplieron con las condiciones aptas para su correcta conservación y estuvieron expuestas a diferentes agentes de deterioro.

En cuanto a la intervención restaurativa, el equipo de conservadores y restauradores trabajamos tomando en cuenta los parámetros de respeto a la originalidad, el uso de materiales aptos para conservación, la retratabilidad y la investigación histórica en conjunto con la información testimonial para realizar las intervenciones.

Los principales agentes de deterioro que han afectado a las maquetas a lo largo de su historia son las fluctuaciones de humedad relativa y temperatura, iluminación incorrecta (exposición IR y UV), el agua, la disociación o hurto y las fuerzas físicas.

Los deterioros que encontramos de manera general son craqueladuras, grietas y faltantes de capa pictórica, biodeterioro, corrosión metálica, partes rotas, partes faltantes (en general barcas salvavidas y ventanas), falta de tensión de algunos materiales como los hilos de los mástiles y gran cantidad de suciedad superficial.

Una particularidad acerca del trabajo de intervención es la dimensión, ya que se trata de objetos a escala, por lo que nos encontramos con superficies de trabajo muy pequeñas o de formas especiales, situación que complejiza el uso de herramientas y la aplicación de los tratamientos a realizar.

Los procedimientos se organizan según prioridades, en función de la estabilización estructural de los materiales. En general se comienza con la consolidación de la pintura y las partes sueltas o rotas, se continúa con la limpieza, que primero se efectúa en seco con pinceleta y en caso de ser necesario, se realiza una limpieza húmeda o química de acuerdo con el sector. Se realizan pruebas de solubilidad de los materiales para elegir el solvente que mejor corresponda.

Una vez estabilizada y limpia la superficie, procedemos a la reposición de partes faltantes y la corrección de la tensión de los hilos. Este procedimiento, es muy específico dado a que los tensores responden a un sistema distinto en cada buque, es importante analizar el mecanismo de armado.

En los casos de partes faltantes se realizan las reposiciones pertinentes, por ejemplo, para los faltantes de barcas salvavidas se han realizado las reproducciones a partir de la talla de madera, los faltantes de ventanas se han reintegrado a través de la reproducción por molde. Finalmente se realiza la reintegración del soporte seguida de la reintegración cromática y la puesta en valor de la vitrina.

A lo largo del proceso de restauración tuvimos el placer de contar con los testimonios de marinos y familiares de empleados de E.L.M.A. A través de sus relatos y de las diferentes vivencias entendimos el valor y el sentido de pertenencia de estos objetos patrimoniales. Porque poner en valor la memoria de nuestra sociedad es nuestro compromiso.