Repudio a la vandalización de los pañuelos de la Plaza de Mayo

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación manifiesta su más enérgico repudio a la vandalización que sufrieron los pañuelos pintados en la Plaza de Mayo de la Ciudad de Buenos Aires, alrededor de la Pirámide de Mayo.


Este hecho se produjo, según fuentes policiales, al finalizar la manifestación que tuvo lugar el pasado sábado 20 de junio.

No es casual que, en un momento en que algunas voces llaman a desestimar las medidas de cuidado y protección de la ciudadanía por parte del Estado Nacional, resaltando la individualidad por sobre el colectivo, se verifiquen este tipo de acciones violentas e intolerantes dirigidas hacia un símbolo de lucha colectiva como es el pañuelo de las Madres.

La Secretaría de Derechos Humanos está abocada diariamente a la tarea de aportar a la construcción de una memoria histórica que reivindica la participación política y el compromiso con la lucha colectiva desde el amor, llevando como ejemplo permanente la experiencia de los Organismos de Derechos Humanos y sus símbolos. En la Argentina que estamos construyendo no hay lugar para los discursos del odio y las expresiones violentas.