Reinserción de personas en tratamiento por adicciones y víctimas de trata

Tomada y Baltasar Garzón firmaron un convenio para articular acciones para mejorar oportunidades de reintegración social y laboral de hombres y mujeres en tratamiento por consumo problemático de sustancias o víctimas del delito de trata.


Carlos Tomada y Baltasar Garzón, presidente de la Fundación Internacional Baltasar Garzón (FIBG), firmaron un convenio para articular acciones y así generar una mejora en las oportunidades de reintegración social y laboral de hombres y mujeres que se hallan en tratamiento por consumo problemático de sustancias o han sido víctimas del delito de trata laboral.

En el acto que tuvo lugar en la sede laboral, Tomada expresó el “orgullo de trabajar junto a un referente de los derechos humanos como Baltasar Garzón” y sostuvo: “Firmamos este convenio para poder intervenir y transformar la realidad”.

A su vez, el ministro de Trabajo explicó que el objetivo central de la firma “tiene que ver con la lucha permanente ante las situaciones de vulneración de derechos y de no respeto a los derechos humanos. La lista que vamos a abordar es amplia, pero le hemos dado prioridad a los temas de trata y adicciones en los lugares de trabajo. El objetivo es velar por los derechos de estos colectivos para poder reinsertarlos en el mundo laboral. Los derechos hay que consagrarlos pero también garantizar su ejercicio”, concluyó el titular de la cartera laboral.

Luego, Garzón hizo referencia a la reintegración social y laboral de las personas en tratamiento por consumo de drogas como “una necesidad” y advirtió que “el consumidor no es el causante del problema sino una víctima. Y, en general, son visibilizadas las víctimas y no los victimarios”.

Manifestó su interés en “trabajar de la mano con cada una de las dependencias del Ministerio de Trabajo, en un país como Argentina, que ha hecho de los derechos humanos una política de Estado” y agregó: “Realmente es una iniciativa excelente a la que nuestra Fundación se suma. Es un compromiso muy importante y avanzado. Latinoamérica necesita de estas políticas de manera articulada”.

 

“Argentina es modelo hoy día de lo que significa hacer compatible lo que se piensa con lo que se dice y lo que se dice con lo que se hace en el área de derechos humanos”, afirmó, para luego concluir recordando que preside el Centro Internacional de Promoción de los Derechos Humanos de la UNESCO: “Centro que ideó Néstor Kirchner, que se consolidó con Cristina Fernández de Kirchner y que está trabajando ya para que Argentina consolide ese liderazgo mundial en derechos humanos como una suerte de faro que ilumine desde el sur y no tanto desde el norte, ya que las políticas propiciadas desde el norte no han sido las acertadas”.

Por su parte, el subsecretario de Políticas de Empleo y Formación Profesional, Matías Barroetaveña, destacó el trabajo de la Fundación “con los derechos humanos y con muchos temas que están en la agenda del Ministerio de Trabajo”.

Estuvieron también presentes el subsecretario de Relaciones Laborales, Álvaro Ruiz; el subsecretario de Fiscalización del Trabajo y la Seguridad Social, Guillermo Alonso Navone; y la coordinadora de Políticas de Prevención y Adicciones del Ministerio de Trabajo, Lucía García; entre otras autoridades y funcionarios.