Registro del Automotor: casi 10 millones de trámites que expresan un profundo proceso de modernización

Durante 2021 el sistema registral del automotor consolidó y expandió su perfil federal y su capacidad de brindar más y mejores respuestas. Los 9.912.427 turnos dan cuenta de la exitosa implementación de herramientas digitales en pos de optimizar la atención a los ciudadanos y ciudadanas.


El sistema registral del automotor, en tanto política pública de alcance federal que funciona en la órbita del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, se fortaleció y expandió gracias a la decisión de avanzar en el proceso de modernización administrativa que durante 2021 se reflejó en una cifra contundente: los usuarios registraron 9.912.427 turnos para realizar trámites. El desglose permite observar el peso mayoritario que tuvieron los trámites digitales por sobre los presenciales: 8.961.600 se realizaron vía web. Como ejemplo funciona los informes de dominio: hubo 784.788 de manera digital y 33.855 presenciales.

El impacto de los trámites digitales mejoró la calidad del servicio registral y se explica, en buena medida, por la implementación de nuevas herramientas como el sistema de turnos web, que permitió optimizar la gestión a partir de la reducción del tiempo promedio de estadía del público usuario en las sedes registrales, y también facilitó el ordenamiento de la tarea diaria de los Registros, cuyo servicio resulta ahora más eficiente en el uso de los recursos humanos y materiales con que cuentan.

Con la implementación de los turnos web se descomprimió la afluencia de personas, honrando así el tiempo que los usuarios dedican a las tramitaciones. En ese mismo marco, se ha expandido la atención brindada a las y los usuarios por diversos canales digitales, resolviéndose 82.102 consultas

Registro del Automotor

Los 1.554 Registros Seccionales distribuidos en todas las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires brindaron atención permanente a la ciudadanía en general, y particularmente a todos/as los/as titulares registrales de automotores (motos, camiones, colectivos, maquinarias agrícolas, etc).

En el mismo sentido y a fin de brindar un servicio accesible a la ciudadanía, se firmaron diversos Convenios de Complementación de Servicios con las jurisdicciones locales (provincias y municipios), con el objeto de que el usuario pueda efectuar la mayor cantidad de trámites referidos al automotor en la misma oficina, evitando el dispendio de trámites, tiempos de espera y viajes a otras localidades o provincia.

Los convenios amplían la competencia de los Registros Seccionales (RS), al ser designados agentes de percepción de: multas por infracciones de tránsito cometidas en los municipios y deudas de patentes en el ámbito provincial.

Los municipios de La Matanza, Berisso, Hurlingham, Ezeiza, Exaltación de la Cruz, Morón, 25 de Mayo, General Rodríguez, Comodoro Rivadavia, General Roca y San Martín de los Andes, entre otros y las provincias de San Luis y Salta, rubricaron estos acuerdos institucionales para optimizar el servicio registral.

Registro del Automotor

Otro de los ejes en lo que se logró un sensible avance, fue la puesta a disposición de la ciudadanía de la firma digital en los Registros Seccionales. En ese marco se regularizaron las condiciones para que 707 sedes registrales puedan otorgar firma digital cuestión fundamental en un contexto de modernización del Estado y de avance hacia la digitalización del sistema, cuyo eje es la realización de la mayor cantidad de trámites de forma virtual, con la mayor diligencia y eficacia posible.

De manera simultánea se han dispuesto una serie de medidas tendientes a actualizar la normativa técnico-registral, en pos de mejorar las tramitaciones registrales y de preservar la seguridad jurídica que debe prevalecer en todo el sistema registral automotor.

Con ese objeto, también, se ha impulsado la regularización del parque motovehicular destinado a aquellos/as ciudadanos/as que por algún motivo se encuentran imposibilitados de cumplir con el requisito de la inscripción inicial al no contar con la documentación necesaria para ello. Esta es una medida excepcional, limitada en el tiempo y con requisitos específicos, como: antigüedad, energía que los propulsa, entre otros; incluyéndose en este caso a los motovehículos eléctricos.

Las medidas mencionadas apuntan de manera clara e inequívoca a resaltar la presencia del Estado en la actividad registral y ponen en evidencia la importancia de esta tarea, ya que contribuye a dar certeza jurídica a la población.