Recorrida institucional en la provincia de Río Negro

Una comitiva encabezada por Daniel Somma, estuvo en la provincia para trabajar diversos temas de agenda


Durante esta semana el presidente de Parques Nacionales, Daniel Somma, acompañado por el jefe de Gabinete, Fabio Romanella; y el director nacional de Conservación, Ricardo Guerra, viajaron a la provincia de Río Negro con el objetivo de trabajar sobre diversos temas de agenda institucional junto a los actores locales vinculados a la misma. En ese contexto, las autoridades mantuvieron una reunión en Viedma con los referentes de Ambiente provincial en la que trataron temáticas vinculadas al proceso legislativo para la creación del Parque Nacional Islote Lobos.

Asimismo, y siguiendo con esta temática, durante el 12 y el 13 de noviembre Somma, Romanella y Guerra estuvieron en Sierra Grande donde mantuvieron un encuentro junto con la secretaria de turismo provincial, Dina Migani; autoridades municipales y representantes del Consejo Deliberante local para avanzar en la implementación de la primera etapa de reuniones interinstitucionales para comunicar la proyección de la creación del Parque Nacional. Para este período de sensibilización y articulación local se convocó a la guardaparque Lorena Loyza y a los guardaparques Ricardo Pereyra y Leonardo Juber.

La creación de esta nueva área protegida conlleva diversos cargos para el Estado Nacional, entre los que se incluyen obras de infraestructura que beneficiarán a Sierra Grande como edificios para intendencia y centro de informes. A su vez, Daniel Somma y el intendente de Sierra grande, Renzo Tamburrini, suscribirán un acta de intención para realizar obras de infraestructura también en Playas Doradas.

En ese sentido, el presidente de Parques Nacionales detalló: “El Parque Nacional (en formación) Islote Lobos es un lugar excepcional de fauna costera en el Golfo San Matías. El desarrollo participativo de la Propuesta con el Municipio de Sierra Grande, la Provincia de Rio Negro, los productores agropecuarios vecinos y la comunidad local van forjando esta realización conjunta, para que podamos construir colectivamente este proyecto de conservación y generar instancias de desarrollo sostenible en la región”.

Previamente, el jueves 12 el presidente de Parques Nacionales participó de la segunda etapa de la Mesa de Resolución Alternativa de Conflictos con los Pueblos Originarios, junto a las ministras de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Marcela Losardo, y de Seguridad, Sabina Frederic; y la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras.

Durante la misma se escucharon las demandas de los distintos actores, lo cual posibilitó que la Mesa permanezca abierta para continuar con los intercambios entre las partes y que se incorporen equipos técnicos que contribuyan con el trabajo propuesto; y se avanzó sobre la puesta en funcionamiento de una instancia ejecutiva destinada a abordar la problemática de las comunidades indígenas que ocupan predios que son propiedad del Estado Nacional en la región.

Participaron de la Mesa, además, el secretario de Articulación Federal de la Seguridad, Gabriel Fuks, y el director nacional de Cooperación Judicial y Ministerios Públicos del Ministerio de Seguridad, Jonatan Firun; el secretario de Estrategia y Asuntos Militares del Ministerio de Defensa, Sergio Rossi; y el secretario Letrado de la Defensoría General, Sebastián Tedeschi.

También asistieron a la reunión el ministro de Gobierno y Comunidad de Río Negro, Rodrigo Buteler; la secretaria de Justicia y Seguridad de Rio Negro, Betiana Minor; y funcionarios de los Ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de Defensa de la Nación; asimismo estuvieron representantes de la Defensoría General de Río Negro, del Consejo de Desarrollo de Comunidades Indígenas CoDeCI y de la Coordinadora del Parlamento Mapuche -actores con quienes ya se viene trabajando desde el inicio de la formación de esta Mesa con el objetivo de generar mecanismos de diálogo y acuerdos entre todas las partes-, y el obispo Esteban Laxague.

A través de este tipo de Mesa se busca resguardar derechos fundamentales como la convivencia pacífica, la propiedad pública y privada y la pluralidad normativa de las comunidades originarias. Por ello, tras el intenso diálogo de la primera etapa, en esta oportunidad se trabajó sobre las posibilidades de contener y satisfacer la multiplicidad de demandas existentes en la región, con el objetivo de arribar a acuerdos básicos para una convivencia armónica en la zona andina de Río Negro.