Reconocimiento de la ANSES a trabajadores desaparecidos entre 1955 y 1983

Tomada y Bossio entregaron constancias de jubilación a 150 personas, en el marco de la moratoria jubilatoria, en lo que constituye un acto de reparación histórica para exempleados de las cajas previsionales víctimas del terrorismo de Estado entre 1955 y 1983.


Carlos Tomada, y el director Ejecutivo de ANSES, Diego Bossio, encabezaron en la CABA la entrega de constancias de jubilación a 150 personas, en el marco de la moratoria jubilatoria, en lo que constituye un acto de reparación histórica para exempleados de las cajas previsionales víctimas del terrorismo de Estado entre 1955 y 1983. Participaron la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y la integrante de la Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad, Silvina Atencio.

Carlos Tomada señaló: “La sociedad argentina estuvo mucho tiempo atravesada por el miedo. El gran cambio que ha producido esta etapa es que el pueblo ha perdido ese miedo profundo. Y haber perdido ese miedo es el elemento constitutivo de este nuevo tiempo histórico". Luego, indicó que "Cada jubilación nueva que entregamos es un enorme acto de reparación y memoria. Esto es una reparación para los hombres y las mujeres que trabajaron por la Patria. Hoy los argentinos dimos otro paso más en ponernos de pie”.

Reconstituir los legajos, incluyendo la verdad, implica que reconocemos a los trabajadores que pelearon por los derechos de todos. Se debe desconfiar de aquellos que cuestionan la reparación de derechos. Son los mismos que entregaron la Argentina y que provocaron que millones de argentinos no puedan jubilarse, o no tengan oportunidades de estudiar y progresar.

La verdad histórica solamente se resguarda cuando se concreta el reconocimiento público a las víctimas, quienes así recuperan, definitivamente, su buen nombre y su dignidad y se desvirtúa la estigmatización a la que han estado sujetas.