Recomendaciones para viajeros que vacacionen en la Patagonia

Desde el Senasa te contamos cuáles son los productos que no se pueden ingresar al sur de los ríos Colorado y Barrancas para prevenir plagas y enfermedades erradicadas.


Buenos Aires - El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recuerda a quienes viajen a la Patagonia argentina que hay productos y subproductos que tienen el ingreso prohibido, con el fin de prevenir plagas y enfermedades en la producción agropecuaria al sur de los ríos Barrancas y Colorado.

La región cuenta con un importante patrimonio sanitario logrado gracias a las condiciones del lugar y el esfuerzo realizado por productores y gobiernos en la erradicación de plagas y enfermedades.
Tras intensos años de trabajo cuenta con estatus sanitarios diferenciados a los del resto del país, lo que permite comercializar su producción en los mercados internacionales más exigentes (Brasil, Japón, China, Estados Unidos y Unión Europea).

Para que esto continúe es necesaria la colaboración de quienes la visitan. Así también se cuida el trabajo de quienes producen alimentos sanos y de calidad para el país y el mundo.

La función de la barrera sanitaria
A través de su Barrera Zoofitosanitaria Patagónica, el Senasa controla en distintos puntos, durante las 24 horas, los 365 días, el ingreso de agroalimentos a la región.

En los puestos se revisan todos los vehículos que ingresan, las cargas comerciales y los transportes de pasajeros.

Recomendaciones para el viaje
En los puntos de acceso a la Patagonia (rutas, puertos y aeropuertos) colaborá con los controles de la barrera sanitaria. Allí se revisa que no ingresen los productos de origen vegetal y animal que pueden portar plagas y enfermedades perjudiciales para la producción agropecuaria.

No lleves en tu equipaje:

  • Productos de origen vegetal, porque pueden ser hospederos de la plaga mosca de los frutos, que está erradicada en la Patagonia:

Acerola, arándano, babaco, carambola, cereza, chirimoya, ciruelo, cítricos (cidra, calamondín, lima dulce, lima, mandarina, mineola, naranja, naranja agria, pomelo), damasco, durazno, falso guayabo, frambuesa, granada, guanabana, guayaba, higo, kaki, kiwi, kumkuat, litchi, locoto, lucuma, mango, manzana, maracuya, membrillo, nectarina, níspero, olivo maduro, palta (excepto la variedad Hass), papaya, pasionaria, pepino dulce, pera, pera asiática, pimiento, pitaya o fruta dragón, tomate de árbol, tuna, uchuva, uva.
También: madera de quebracho colorado y quebracho blanco.

  • Productos de origen animal: pueden portar el virus de la fiebre aftosa, una enfermedad que está erradicada en la Patagonia:

Carnes y derivados de especies susceptibles a la fiebre aftosa (los más comunes son bovinos, porcinos, ovinos, caprinos y algunas especies de animales silvestres como ciervos y nutrias). Carnes frescas con hueso, menudencias, productos de origen artesanal o casero. Carne producto de cotos de caza. Cueros frescos.

  • Material de propagación: Plantas o partes de plantas que requieren documentación sanitaria.

Sí podés llevar, en cantidades para el consumo personal o familiar, alimentos secos que no requieran condiciones especiales de almacenamiento (arroz, fideos, yerba, azúcar y demás productos de almacén), alimentos cocidos listos para el consumo, frutas y hortalizas que no sean hospederas de la mosca de los frutos; cortes de carne sin hueso y/o embutidos frescos envasados al vacío y rotulados, como así también embutidos secos y salazones sin hueso, con el rótulo correspondiente de origen.

Podés informarte previamente acercándote a cualquiera de las oficinas del Senasa distribuidas en todo el país, llamando a la línea telefónica gratuita 0800-999-2386, a los teléfonos (02931) 433046 y (0291) 4562357 o consultar la página web.

Notas relacionadas
Recomendaciones para viajeros que vacacionen en Patagonia, Mendoza y San Juan.