Recomendaciones para minimizar la posibilidad de transmisión en la administración del aislamiento

El ministerio de Salud informó acerca de la nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y brindó las recomendaciones sanitarias para la autorización excepcional para circular por vía terrestre para varados en el país y la reactivación progresiva de la producción y la industria. Además, contó cómo se prepara el Hospital Posadas.


Acerca de la autorización excepcional para la migración interna, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, expresó que “si tenemos síntomas no podemos circular, si estamos en un lugar de circulación y vamos a un lugar que no tiene circulación, al ingresar a ese lugar tenemos que hacer el aislamiento preventivo social y obligatorio y cumplir con las recomendaciones que cada jurisdicción defina para recibir a esas personas en relación con la migración interna de nuestro país.”

Sobre la apertura excepcional de algunas actividades, la funcionaria explicó que “cada actividad tiene que iniciar de una manera diferente y analizar cuáles van a hacer sus actividades con la menor cantidad de gente posible, con turnos más prolongados y con el impacto que eso tiene en el transporte público y la movilidad de personas; con las medidas de prevención y con el trabajo articulado de la industria, la producción y el comercio y cada una de las personas que se reintegren deben tener en cuenta que pueden hacer individualmente para minimizar la posibilidad de infección y transmisión.”

El Hospital Posadas continúa preparándose

Durante el mes de febrero, se constituyó en el hospital un comité de preparación y respuesta, de la misma manera que se realizó para la pandemia del año 2009. La infectóloga del Posadas, Graciela Torales, comentó durante el reporte diario del ministerio de Salud cómo fue la preparación de uno de los centros de salud más importantes del país.

“Empezamos con las capacitaciones en los equipos de protección personal. Se elaboraron materiales de flyers, videos tanto de lavado de manos como de la colocación y extracción de los equipos. Se capacitaron 1.500 trabajadores de acuerdo a la estratificación de riesgo. También se está realizando la capacitación de distintos profesionales de otras especialidades para atención en COVID-19, áreas quirúrgicas, cardiólogos, etc., para recibir los pacientes del triage.” Esto es parte del refuerzo en las áreas de kinesiología, clínica médica, terapia intensiva, entre otras.

La infectóloga continuó contando que “además, se dividió el edificio del Hospital para dejar un espacio específico para la atención de pacientes con COVID-19 y estamos aumentando las camas de terapia intensiva.”. A esto se suma el procesamiento de muestras para diagnosticar el virus, el hospital lleva realizadas más de 1.200 en total, informó Torales.