Recibieron distinciones suboficiales que pasaron a situación de retiro.

La ceremonia se llevó a cabo en la Escuela de Suboficiales de la Armada.


Puerto Belgrano – Esta mañana, la Plaza de Armas de la Escuela de Suboficiales de la Armada fue el escenario de la ceremonia de entrega de medallas y diplomas a suboficiales que pasaron a situación de retiro.

El Comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada, Contralmirante Fabián Gerardo D’Angelo, presidió el acto acompañado por el Comandante de la Aviación Naval, Contralmirante Leonardo Sergio Mariot; el Comandante de la Infantería de Marina, Contralmirante Humberto Mario Dobler; y el titular de la Jefatura de Mantenimiento y Arsenales, Contralmirante Mario Alessio.

Entrega de distinciones

Estuvieron presentes Plana Mayor, autoridades militares, personal civil, familiares de los suboficiales e invitados especiales.

Luego del ingreso y saludo al personal formado, la Banda de Música de la Base Naval Puerto Belgrano (BNPB) ejecutó los acordes del Himno Nacional Argentino. A continuación, el Jefe de la BNPB, Capitán de Navío Gustavo Alberto Ticozzi, brindó palabras alusivas.

“En estas circunstancias y después de una larga trayectoria, intensa y rica en experiencias y recuerdos, posiblemente aparezcan en sus mentes imágenes de momentos imborrables que los acompañan desde el momento de su ingreso a la Armada. Desde aquel primer día de esperanza, cuando pasaron a engrosar las filas de la Fuerza, ofrecieron su adolescencia y entregaron su juventud sin condiciones; transitaron con ilusiones y entusiasmo la Escuela de formación, en la cual aprendieron a querer a la institución y a la cual pertenecerán por siempre”, resaltó.

El Capitán Ticozzi continuó afirmando que “sintieron la emoción y el orgullo de vestir este uniforme que distingue a los hombres y mujeres de la Armada (…). Aprendieron que esta profesión exige de virtudes cuya práctica se sustenta en los valores inculcados en el hogar familiar y también en los valores transmitidos por vuestros superiores; se capacitaron técnicamente en los diferentes ámbitos de la carrera naval llegando a ser verdaderos expertos, cada uno en su área de incumbencia, y aprendieron a trabajar en equipo formando promociones constituidas sólidamente por afectos y objetivos comunes”.

La banda de Música interpretando las estofas del Himno Nacional Argentino.

“La mutua entrega entre ustedes y la Armada a la que pertenecen y les pertenece ha sido grande, lo que hace que este acto tenga para todos los presentes un alto contenido emotivo. Lealtad y eficiencia es el lema que los iluminó durante todos estos años y cuando en un futuro hagan un recuento de las cosas que tuvieron en su camino y que marcaron el destino, advertirán que las singladuras no fueron fáciles de navegar, pero fueron muchos más los días felices que alimentaron con firmeza su vocación. Retengan esos vínculos con la Armada porque desde su nueva situación, ustedes también pueden construir, día a día, una Armada mejor; siempre serán parte de esta institución ya que serán marinos hasta el último de sus días”.

Finalizadas las palabras alusivas del Capitán Ticozzi, el Capellán de la ESSA, presbítero Diego Kessler, efectuó una invocación religiosa y bendijo las medallas y diplomas que serían entregados.

Acto seguido, los 57 suboficiales que pasan a retiro recibieron de mano de las autoridades navales las correspondientes medallas y diplomas, acompañados por sus familiares. Las estrofas de la Marcha de la Armada marcaron el cierre de la ceremonia.