Quema de pastizales: el delta del río Paraná de Santa Fe y Entre Ríos fue declarado zona crítica de protección ambiental

Además de suspendió toda actividad de quema por 180 días.


Los Gobiernos de Entre Ríos y Santa Fe, junto a los ministerios de Seguridad, de Agricultura y de Ambiente y Desarrollo Sostenible, firmaron hoy un acta acuerdo para abordar de manera conjunta y brindar una respuesta a la problemática de incendios de pastizales que impactan en la zona del delta del río Paraná, con consecuencias para el ambiente y la salubridad pública. En tal sentido, se declaró como zona crítica de protección ambiental al ámbito interjurisdiccional del delta del río Paraná de Santa Fe y Entre Ríos.

Se decidió conformar una mesa de trabajo integrada por las mencionadas carteras nacionales en coordinación con las provincias involucradas. Por su parte, la Nación solicitó a Entre Ríos que informe el datos catastrales y el registro de titularidad de los propietarios inescrupulosos de los campos en los que se realizan las quemas, las que afectan a los vecinos de Rosario y zonas aledañas. Con dichos datos se avanzará en la fiscalización de los dominios.

El Ministerio de Seguridad, mediante el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, emplazará en Rosario dos aviones de actuación contra el fuego, mientras que el Ministerio de Ambiente pondrá a disposición instrumentos de teledetección continua de focos de calor y ordenamiento territorial de manera articulada con el sector productivo local y declara la suspensión de toda actividad de quema por 180 días.

Cabe destacarse la cartera de Ambiente nacional decidió reactivar desde enero el Plan Integral Estratégico para la Conservación y el Aprovechamiento Sostenible del Delta del Río Paraná (PIECAS), inactivo en los últimos años.