Pusimos en marcha el "Operativo Invierno" para asistir a personas en situación de vulnerabilidad

Lo presentó el ministro Daniel Arroyo junto al intendente de Avellaneda Jorge Ferraresi y el padre Paco Olveira. El objetivo es reducir las consecuencias de la época invernal mediante subsidios económicos para la compra de insumos de calefacción del hogar, elementos de primera necesidad y acompañamiento.


El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, presentó hoy en Avellaneda el Operativo Invierno, para asistir a las familias o personas en situación de vulnerabilidad o situación de calle que deban ser atendidas con inmediatez en la emergencia climática. El lanzamiento se realizó en la Fundación Isla Maciel, que dirige el padre Paco Olveira, y contó con la presencia del intendente local, Jorge Ferraresi.

El "Operativo Invierno" se puso en marcha para acompañar a las personas y familias que se encuentren en situación de vulnerabilidad, a quienes se les brindará asistencia de manera directa o indirecta, a través de los organismos gubernamentales y las organizaciones de la sociedad civil.

El objetivo de esta iniciativa es mitigar y reducir las consecuencias de la época invernal mediante subsidios económicos para la compra de insumos de calefacción del hogar (leña y/o garrafas), la entrega de elementos de primera necesidad, abrigo e indumentaria, la asistencia y acompañamiento para los equipos locales y organizaciones sociales; y una campaña de sensibilización sobre los cuidados necesarios en el invierno según grupos de población (adultos mayores, primera infancia, etc.).

De la jornada también participaron la secretaria de Abordaje Intregal, Alicia Soraire; el secretario de Calidad en Salud del Ministerio de Salud de la Nación, Arnaldo Medina; la diputada nacional y titular del Observatorio de Políticas Públicas de Avellaneda, Magdalena Sierra; y el subsecretario de Asistencia Crítica, Gustavo Aguilera.

“El frío complica la situación de miles de personas que la están pasando mal por la pandemia del Covid-19 y la caída de la actividad económica. Por eso, a la asistencia alimentaria y social que ya venimos brindando le sumamos una serie de acciones para que, junto a las provincias, municipios, organizaciones, instituciones e iglesias, podamos asistir a quienes más padecen los efectos del clima adverso”, explicó Arroyo.

En esa línea, Ferraresi subrayó que “veníamos de una situación muy complicada y el coronavirus profundizó aún más las problemática social y económica” y aseguró que “desde el municipio trabajamos articuladamente con todos los niveles de gobierno para proteger a la gente y estar para los que nos necesiten”.

Por su parte, el padre Paco Olveira aseguró que es “un orgullo que el puntapié inicial de esta campaña nacional contra el frío sea desde la Isla Maciel” y destacó que “los últimos años fueron muy difíciles para nuestros barrios y la pandemia complica todo. Pero hoy hay un Estado presente que hace que esto se pueda ir sobrellevando”.