Puesta en valor de los objetos históricos de E.L.M.A.

Como parte de un periodo de privatizaciones en la década del 90, la empresa E.L.M.A sufrió varios intentos de venta hasta que fue declarada en quiebra y su historia fue quedando en el olvido. Con el cierre, sus bienes patrimoniales quedaron bajo la tutela de la Coordinación de Recuperación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Economía donde hasta la fecha nos encargamos de conservar y proteger el patrimonio de las empresas del Estado que habrían sido disueltas.


El patrimonio de E.L.M.A en la Coordinación de Patrimonio Cultural

El Ministerio de Economía cuenta dentro de su acervo con una colección que se compone de bienes diversos, objetos de buques, herramientas e instrumentos de medición y navegación, pinturas, esculturas y objetos de valor histórico. Dentro de este patrimonio se destacan las maquetas que representan lo que fueron los buques de la flota mercante del Estado, una empresa de gran importancia para el país llamada Empresa Líneas Marítimas Argentinas (E.L.M.A). Su origen fue el resultado de la fusión de la Flota Mercante del Estado (FME) y la Flota Argentina de Navegación de Ultramar (FANU), unificadas para evitar la competencia por las rutas y centralizar la actividad marítima en el país.

E.L.M.A estuvo en actividad durante el periodo de entre 1961 hasta 1996, contó con importantes rutas comerciales y de trasporte de pasajeros a nivel nacional e internacional y llego a tener una flota de aproximadamente sesenta buques.

Escudo E.L.M.A.

Una de las funciones fundamentales de la Coordinación es generar las acciones de difusión que permite el acercamiento y concientización por parte de la comunidad a los bienes patrimoniales y para ello se debe poner en valor el patrimonio.

Distinción entregada por la Fuerza Aerea Argentina a E.L.M.A.

El trabajo de recuperación de las maquetas como bienes patrimoniales da cuenta de la complejidad y la riqueza de este tipo de objetos ya que su importancia no solo radica en su materialidad sino en los valores asociados o inmateriales que contienen. Es decir, la maqueta al ser documento y testimonio de un periodo histórico, funciona como disparador de memoria para los distintos actores que formaron parte de la historia, en este caso, el de la marina mercante enmarcada dentro de un momento social, político y económico particular. Es por eso que son de gran la importancia los testimonios y el trabajo en conjunto con la comunidad para la recuperación de este tipo de patrimonio.

Publicidad gráfica de época

Es indispensable entonces que la intervención de estos bienes tome en cuenta tanto la dimensión material como inmaterial del objeto, puesto que la pérdida de alguno reduciría la información potencial que de ellos puede recuperarse.

Farol de navegación recuperado por Patrimonio Cultural

En la próxima entrega explicaremos el tratamiento de restauro de una maqueta como un elemento testimonial fundamental en la reconstrucción de nuestra historia.