Puerto Buenos Aires continúa ampliando sus áreas logísticas

La Administración General de Puertos inició las obras de ampliación en su Zona de Apoyo Portuario (ZAP) y continúa avanzando con la creación de nuevas superficies para optimizar la logística portuaria en la jurisdicción de Puerto Buenos Aires.


Puerto Buenos Aires comenzó las obras de ampliación de su Zona de Apoyo Portuaria en marco de su Plan de Modernización del Puerto Buenos Aires. Con estas obras, en los que ya se han invertido USD 75 millones, se continúa avanzando en la disminución de los tiempos logísticos, en la mejora de la operativa portuaria y en lograr un puerto más competitivo en infraestructura, tecnología y costos.

La Zona de Apoyo Portuaria es un predio ubicado en el sexto espigón de la jurisdicción portuaria, frente a la renovada Dársena E en Av. Costanera Rafael Obligado y que sirve como espacio de espera y descanso para los 2300 camioneros que llegan por día al puerto para dejar o retirar contenedores. La obra recientemente iniciada requerirá una inversión de $32.438.400 + IVA y permitirá sumar 70 nuevos espacios de estacionamiento, alcanzando un total de 125 y mejorando la rotación de vehículos. Los trabajos a realizarse en el predio también incluyen la realización de una instalación eléctrica y desagües pluviales, la construcción de cámaras de inspección, pavimentación y la colocación de columnas de alumbrado y provisión de luminarias LED. Además, los camiones accederán de manera directa a la ZAP avanzando con las tareas de pre-gate y disminuyendo los tiempos de espera en las terminales.

Desde 2017, cuando venció la concesión del predio que hasta ese entonces era explotado por la empresa IVETRA – la misma firma que exigía de manera irregular y extorsiva la compra del seguro TAP para ingresar al puerto –, se bonificó la tarifa de ingreso al mismo, generando un ahorro de USD 2.700.00 para los exportadores y se amplió considerablemente la cantidad de vehículos autorizados para ingresa al predio. Antes era el concesionario quien aleatoriamente decidía quien podía ingresar a esperar en el predio y quien debía hacerlo sobre Av. Castillo, generando numerosas congestiones de tránsito. Ahora, todos los camiones que llegan al Puerto ingresan al ZAP y lo hacen por medio del recientemente inaugurado Paseo del Bajo, una traza de 7,1 kilómetros, sin barreras y exclusiva para tránsito pesado, que conecta el sur de la ciudad con el norte en solo 7 minutos.

“Estamos avanzando con obras que nunca se habían hecho por falta de voluntad, de decisión política y de la mala administración de los fondos del puerto. Desde 2016 el puerto no recibe más fondos del Tesoro Nacional y aun así avanzamos con obras por más de USD 75 millones de dólares, esto es algo no había pasado nunca en la historia del puerto nacional. Cuando iniciamos nuestra gestión teníamos un objetivo muy claro: bajar los costos, modernizar la infraestructura y mejorar los accesos para los distintos medios de transporte para que los productores de las zonas más alejadas no pierdan competividad contra los que se encuentran en las inmediaciones del puerto, sabíamos que era la única manera de devolverle el rol federal y los resultados nos demuestran que vamos por el camino correcto” – Gonzalo Mórtola, Interventor de Puerto Buenos Aires.