“Promovemos la articulación federal de los organismos del sistema científico para incrementar sus capacidades, potenciar el conocimiento y así construir la Argentina del futuro”

El ministro Salvarezza visitó la provincia de La Rioja donde recorrió el Laboratorio de Biología Molecular COVID 19 y el Laboratorio del Instituto Regional de Servicios Ambientales, cuyos equipamientos fueron financiados por el MINCyT. Además, encabezó, junto con el gobernador Quintela, la firma de tres convenios vinculados con el desarrollo de tecnología espacial, las Agendas Territoriales Provinciales del Plan Nacional de Ciencia y Tecnología Argentina 2030 y la asistencia técnica de la Agencia I+D+i, y la presentación de proyectos de la convocatoria “Ciencia y Tecnología contra el Hambre”.


El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, visitó la provincia de La Rioja donde fue recibido por el gobernador, Ricardo Quintela, en la sede de la Universidad Nacional de Chilecito (UNdeC) de la misma localidad. Allí, recorrieron las instalaciones del Laboratorio de Biología Molecular COVID 19 donde el MINCyT invirtió la suma de $10.939.200, en el marco del Programa de Evaluación Institucional (PEI), para la adquisición de diversos equipos, para la Unidad de Diagnóstico COVID-19, entre los que se encuentran un Gabinete de Bioseguridad Biológica Tipo II y de Pre-PCR, equipo automatizado de extracción de ácidos nucleicos y ciclador térmico de PCR en tiempo real con capacidad de 336 testeos diarios.

Salvarezza agradeció la invitación y señaló que en La Rioja “vemos plasmadas varias de las misiones que nos encomendó el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, que consisten, fundamentalmente, en poner a la Ciencia de pie para lograr un impacto en la sociedad y en la calidad de vida de las y los argentinos con una impronta federal. En este sentido, se promulgó la Ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación que, hacia el final de esta década, va a multiplicar por 4 la inversión estatal en la materia y, además, año tras año, el 20% del incremento se va a destinar a la promoción de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación en todo el país de manera equitativa. Hoy, aquí en La Rioja, vemos materializadas soluciones que apuntan a atender las dos emergencias con las que nos encontramos al asumir: la de la pandemia y la alimentaria. Y para ello estamos financiando proyectos con impacto y articulando a los organismos del sistema científico para darle a nuestro país una perspectiva de mayor conocimiento y mayores capacidades para construir la Argentina del futuro”.

A su turno, Quintela expresó su gratitud por la visita del ministro y su gabinete y “por poner la Ciencia, la Tecnología y la Innovación al servicio de la provincia y de las y los riojanos marcando el camino para la consolidación de un desarrollo y un crecimiento de La Rioja y de todo el país. Nación, provincia, municipio y universidad estamos aquí trabajando mancomunadamente para cumplir con los objetivos que nos proponemos”.

En la continuación de la agenda, Salvarezza encabezó, junto con el gobernador, la firma de tres convenios vinculados con el desarrollo de tecnología espacial, las Agendas Territoriales Provinciales del Plan Nacional de Ciencia y Tecnología Argentina 2030 y la asistencia técnica de la Agencia I+D+i. En el primer caso, se trata de un convenio de cooperación del Gobierno de La Rioja con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), que contó con la participación, vía teleconferencia, de su director, Raúl Kulichevsky. El Proyecto “Solar 54 para el Desarrollo de Tecnología Espacial y Sistemas de Hábitat Controlados en La Rioja y la Argentina’’ es una iniciativa público - privada que busca establecer un sistema de módulos geodésicos móviles con el objetivo de emular y estudiar las condiciones de vida y los sistemas de producción de alimentos, que podría utilizar el ser humano en el planeta Marte en el futuro. El sitio del emplazamiento del proyecto será en un predio de 5 ha. en la reserva provincial Los Colorados e incluirá el tratamiento del agua, la gestión de residuos y el uso de energía solar para el abastecimiento del 100% de los recursos del sistema, lo que garantizará una huella de carbono neutra al término de su construcción.

El segundo convenio firmado tiene que ver con una carta de intención entre el Gobierno de La Rioja y el MINCyT en torno a la Agenda Territorial Integradora de Ciencia, Tecnología e Innovación (ATI-CTI) elaborada por la provincia como instrumento de planificación y gestión del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030 (PNCTI2030), impulsado por la Secretaría de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación (SPyPCTeI) a cargo del secretario Diego Hurtado, cuyos principios orientadores son la articulación, la federalización, y el impacto social y productivo. Los principales ejes de la agenda riojana son relativos al desarrollo de las tecnologías de la Información, la Comunicación y el Conocimiento; el complejo agroalimentario; el fortalecimiento del sistema de salud; el complejo hidrogeológico y energético, y el turismo y la cultura a partir del diseño y fortalecimiento del transporte y la logística.

En tercer lugar, se concretó un convenio de Asistencia Técnica entre la Agencia I+D+i y el Ministerio de Trabajo e Industria provincial que permitirá fortalecer las capacidades nacionales en materia de diseño, implementación, monitoreo y evaluación de políticas activas en Ciencia, Tecnología e Innovación, así como acordar planes de trabajo específicos en la provincia. En este sentido, Peirano, subrayó que las nuevas iniciativas y los primeros resultados “confirman que la ciencia y la tecnología en La Rioja avanzan con un gran impulso. Esto es la antesala de mejores empleos, nuevas industrias y mayores oportunidades. La Agencia I+D+i va a contribuir para amplificar este proceso. La salud como derecho y como industria, mejores alimentos, nuevas energías, producción más verde y apoyo a la transformación digital son los vectores de cambio que priorizamos y también son los ejes estratégicos que encontramos en La Rioja”.

Seguidamente, se presentó el proyecto “Elaboración y uso de biopreparados de origen botánico para el manejo sustentable de plagas y enfermedades en cultivos hortícolas del oeste riojano”, a cargo de la Investigadora Responsable Susana Popich, que contó con financiamiento de $1.949.266 aportados por el MINCyT, a través de la convocatoria “Ciencia y Tecnología Contra el Hambre”. Allí estuvieron, también, la Presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Ana Franchi; el Secretario de Articulación Científico Tecnológica, Juan Pablo Paz; el Subsecretario de Coordinación Institucional, Pablo Nuñez; el Presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), Fernando Peirano; mientras que por la provincia estuvieron el Ministro de Trabajo, Empleo e Industria, Federico Bazán; el Intendente de Chilecito, Rodrigo Brizuela y Doria; el Rector de la UNdeC, Germán Antequera; el Secretario de Ciencia y Tecnología, Javier Tineo, y el Secretario de Ciencia y Tecnología de la Provincia de Santiago del Estero y Vicepresidente del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT), Adrián Suárez.

Luego, ya en la Ciudad de La Rioja, Salvarezza visitó, junto al Director Christian Albretch, el Laboratorio del Instituto Regional de Servicios Ambientales (IREPCySA), cuyo equipamiento fue incorporado por medio del financiamiento aportado por el “Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las Capacidades en Ciencia y Tecnología COVID 19”, a través del COFECyT.

Finalmente, el ministro participó de la primera reunión del Consejo Provincial de Ciencia y Tecnología, donde se firmó el acta constitutiva de la misma y se realizó la presentación del proyecto “Incorporación del Aceite de Oliva Virgen como alimento nacional saludable en la dieta de los argentinos, a partir del aporte de tecnología para el envasado en origen” llevado adelante por el Centro Federal de Servicios Tecnológicos, Desarrollo e Investigación Olivícola (CENTEC), que contó con el aporte por parte del MINCyT de $14.970.000 adjudicados mediante la convocatoria “Ciencia y Tecnología contra el Hambre”, entre otros temas que formaron parte del temario.