Principales indicadores del mercado de trabajo - EPH

Los principales indicadores de la EPH-INDEC en el segundo trimestre muestran una importante recuperación del mercado de trabajo tras el fuerte impacto generado por la pandemia. La recuperación comenzó el tercer trimestre de 2020 y se extendió en los trimestres siguientes. En el segundo de 2021 las personas ocupadas fueron un 25% que el mismo trimestre del año anterior, con una reincorporación al empleo de 2,4 millones de personas.


Al analizar la evolución de los principales indicadores laborales relevados por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH-INDEC) en el segundo trimestre de 2021, se puede observar en términos generales una importante recuperación del mercado de trabajo, luego del fuerte impacto generado por la pandemia a partir del segundo trimestre del 2020. La recuperación comenzó en el tercer trimestre del 2020 y se extendió en los trimestres siguientes. En el segundo trimestre de 2021 la cantidad de personas ocupadas aumentó un 25% respecto del mismo trimestre del año anterior, lo que significa la reincorporación al empleo de 2,4 millones de personas.

En el segundo trimestre del año se refleja el proceso de recuperación del mercado de trabajo; en efecto, la tasa de actividad alcanzó al 45,9 y la tasa de empleo al 41,5, lo cual implica un incremento de 7,5 y 8,1 puntos porcentuales respectivamente, con respecto al segundo trimestre de 2020. Asimismo, la tasa de desempleo alcanzó al 9,6, es decir que se redujo 3,5 puntos porcentuales en comparación con el peor momento de la crisis sanitaria, cuándo había alcanzado al 13,1% de la población económicamente activa. Esta reducción de la desocupación es el resultado que la tasa de empleo creció en mayor medida que la tasa de actividad (8,1% y 7,5%, respectivamente). Es decir, si bien en un principio se plantearon dudas, el mercado de trabajo argentino muestra una clara capacidad para recuperar rápidamente las condiciones laborales afectadas durante la pandemia.

A pesar de la recuperación de la tasa de actividad en relación al año anterior, es evidente que el índice es aún bajo en comparación con el período previo a la pandemia, aunque cabe señalar que alcanza un valor similar al verificado en el segundo trimestre de 2017. No hay duda que la menor participación de la población en el mercado de trabajo, se explica por la irrupción de la segunda ola de la pandemia y las correspondientes medidas restrictivas implementadas para mitigar los contagios.
En los 31 aglomerados relevados por la EPH, la población ocupada alcanzó a 11,9 millones de personas, lo que significa un incremento de 2,4 millones de empleos en la comparación interanual (un crecimiento del 25,4%). Las categorías ocupacionales más afectadas por la pandemia fueron las que tuvieron un mayor grado de recuperación. En el último año se reincorporaron al empleo cerca de dos millones de personas en puestos de trabajo cuentapropistas y asalariados no registrados.

Analizando el segundo trimestre de 2021 con respecto a un periodo comparable previo al inicio de la pandemia, segundo trimestre de 2019, surgen algunas conclusiones relevantes.
En primer lugar, la tasa de desempleo durante la segunda ola de la pandemia (segundo trimestre de 2021) es inferior a la verificada un año antes de su aparición (9,6% en 2021 en relación al 10,6% en 2019). Si bien, la reducción del desempleo es el resultado de una contracción de la población económicamente activa mayor a la caída del número de personas ocupadas, lo cierto es que la comparación involucra periodos muy distintos: durante el segundo trimestre de 2021 se encontraban vigentes una multiplicidad de medidas que restringían el normal desarrollo de actividades económicas, sociales y culturales, un escenario inimaginable en el mismo trimestre de 2019.

En segundo lugar, bajo condiciones difíciles como las vividas en el segundo trimestre de 2021, el número de personas ocupadas es inferior al observado en el segundo trimestre de 2019, pero la reducción entre ambos períodos es acotada en términos porcentuales, un 0,8% de la población ocupada.
Esta reducción del 0,8% de la población ocupada en la Argentina entre el segundo trimestre de 2019 y el segundo trimestre de 2021, demuestra el menor impacto de la pandemia en el nivel de ocupación de nuestro país en relación a varias de las naciones de la región. En efecto, excluyendo a Paraguay donde el empleo crece, Argentina junto con Uruguay son los dos países en los cuales la población ocupada cae en menor medida. En el resto de los países, la contracción del empleo fue mucho más relevante, en Perú la población ocupada presentó una caída del 2,6%, en tanto que en Chile, Brasil y Colombia la contracción alcanzó y superó al -4,9%.

En tercer lugar, y tal vez como el indicador más destacado, en el segundo trimestre de 2021, el nivel de empleo asalariado registrado medido en el total de los aglomerados relevados, es mayor que en el segundo trimestre de 2019. Es decir, el empleo asalariado formal, cubierto por la negociación colectiva y por el sistema de seguridad social, es más elevado durante la pandemia que en el período previo a su irrupción global (esta conclusión no es consistente con lo que muestra la información proveniente del SIPA).
En todas las ramas de actividad hubo un crecimiento en la cantidad de ocupados entre el segundo trimestre de 2020 y el mismo trimestre de 2021. Las ramas que tuvieron una mayor recuperación fueron la Construcción (53,7%), Hoteles y restaurantes (51,4%) y Otros servicios comunitarios, sociales y personales (44,5%). Pero con respecto al segundo trimestre de 2019 se advierte que en seis ramas todavía la cantidad de ocupados es inferior. Donde se verifica la caída más grave es en el Trabajo doméstico donde se encuentra un 26,1% por debajo y Hoteles y restaurantes (-12,9%). Tampoco se alcanzaron los valores de 2019 en la Industria manufacturera (-7,9%) y en la Construcción (-8,2%).


Descargas

Indicadores laborales correspondientes al segundo trimestre de 2021 (0.26 MB)

    Descargar archivo