Primeros días del CAJ Belén: “La inserción territorial fue compleja”

La posta legal y sanitaria funciona desde hace cuatro meses en territorio catamarqueño.


Desde la puesta en marcha hace cuatro meses del Centro de Acceso a Justicia de Belén, en Catamarca, el abogado Sebastián Vergara ha recorrido más de 15.000 km para brindar ayuda legal a poblaciones cercanas; entre ellas Villa Vil, Barranca Larga, Puerta del Corral Quemado, Jasipunco, Los Nacimientos y Hualfín.

Su función como abogado de personas en situación de vulnerabilidad ha ido enriqueciéndose y transformándose a medida que trabaja y conecta con las necesidades reales y percibidas de la población.

“La inserción territorial fue compleja”, explica Vergara, “uno llega con sus propios procesos internos a un territorio donde ya había actores locales trabajando. No fue sencillo que se comprendiera de entrada cuál era nuestra función. Así, de a poco comenzamos trabajando con vulneraciones de derechos no percibidas”.

En esta instancia, para el abogado fue clave el equilibrio entre la asesoría legal y la generación de espacios de capacitación y formación en derechos.

Semanas después de iniciar las itinerancias en el CAJ de Belén, en los poblados visitados se empezaron a recibir consultas vinculadas con la violencia de género; y más concretamente vinculada a violencia económica de padres que no se hacían cargo de sus responsabilidades. “Esto, en poblaciones que viven en una pobreza estructural, es una necesidad que se percibe mucho más directa y conscientemente que incluso la violencia física”, explica el abogado catamarqueño.

En zonas de alta dispersión geográfica, como las que alcanza el proyecto del Corredor Norte, las víctimas de violencia de género buscan ayuda sólo cuando está en juego la alimentación, la vestimenta, la educación y los derechos más elementales de sus hijos/as. En este sentido, Vergara avanzó generando canales institucionales de coordinación fluidos con la Defensoría y el juzgado de familia local, a fin de brindar soluciones más efectivas a esta problemática.

Entre las más de 238 consultas recibidas en 2019 por el CAJ de Belén, el abogado recuerda particularmente el caso de G. y M., dos pacientes psiquiátricas en estado de abandono absoluto. “Fue bastante complejo ya que ambas tenían familia, pero no lográbamos que asumieran un rol de cuidado más activo y acorde a la patología de las pacientes. Se logró, sin embargo, un mejoramiento notable de la infraestructura de su vivienda gracias a la articulación con el área de Desarrollo Social de la Municipalidad de Belén, así como el seguimiento de su condición de salud física y mental. Hoy en día, todo el equipo de profesionales del CAJ de Belén hacen seguimiento de este caso”, cierra Vergara.

¿Vos o alguien que conocés en Belén, Catamarca, necesita ayuda legal? El Centro de Acceso a Justicia funciona en Calchaquí 61, en el Hospital Dr. Enrique Muñiz los lunes, miércoles y viernes de 8 a 13 hs. Los martes y jueves se brinda atención itinerante.