Primera reunión del Comité de Control Interno de la AFI con la Sindicatura General de la Nación

Cristina Caamaño realizó la primera rendición de cuentas a las autoridades de la SIGEN, encabezadas por el síndico General, Carlos Montero, sobre las políticas de transparencia implementadas por la Intervención dispuesta por el presidente de la Nación.


La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia presentó a las máximas autoridades de la Sindicatura General de la Nación el primer informe sobre las reformas adoptadas en el organismo. El encuentro se realizó en el marco de las reuniones previstas por la Resolución 290/2019 de la SIGEN, que reglamenta el funcionamiento de los Comité de Control Interno, que funcionan en los organismos obligados. Además de Cristina Caamaño, participaron síndico General de la Nación, Carlos Montero; la síndica General Adjunta, Irma Miranda; el síndico General Adjunto, Máximo Borzi de Lucía; el gerente de Control del Sector Económico e Institucional, Juan Manuel Suárez; la síndica Jurisdiccional de Presidencia de la Nación, Roxana Tornese, y la síndica Jurisdiccional adjunta, Julieta Elena Leonetti.

La conferencia -realizada de forma remota por las medidas de prevención adoptadas por la pandemia provocada por el COVID-19- cobra trascendencia por la decisión política adoptada por la interventora de someter por primera vez a la Agencia Federal de Inteligencia a los mecanismos de control internos y transparencia institucional, así como el síndico, quien permitió la creación de la Unidad de Auditoría Interna de la AFI y propició el trabajo conjunto.

Durante la reunión, se plantearon las principales medidas adoptadas en relación al Régimen de Administración Financiera, como la apertura presupuestaria, la declaración de recursos provenientes de la venta de inmuebles y la transparencia de los fondos asignados a la AFI; políticas de personal, entre las que se destacan la bancarización del pago de los salarios, el cumplimiento de la Ley Micaela, la eliminación de los nombres supuestos (o alias) a los y las agentes que no cumplen tareas de inteligencia, la puesta en funcionamiento del Consejo Asesor Permanente, la presentación de las declaraciones juradas de funcionarios y funcionarias y la prohibición del uso de polígrafos; la reformulación de la estructrua organizativa; la implementación del Procedimiento Administrativo para la Gestión de Documentación; la elaboración del primer Plan Anual de Compras y Contrataciones; la adecuación a la normativa vigente en materia de compra de pasajes y combustibles, y el detalle de las denuncias presentadas a la justicia, entre otros puntos destacados.

A su vez, se analizó el compromiso institucional de la Intervención encabezada por Cristina Caamaño para avanzar en el cumplimiento de observaciones pendientes de regularización, como la puesta en funcionamiento de un sistema de expedientes digital que garantice un adecuado control interno; la implementación del sistema e-Sidif; el correcto registro de los bienes de consumo y de uso ante la Contaduría General de la Nación, y la realización de un inventario anual, a través de un software que permita una administración eficiente de los bienes.

Tanto la interventora como el síndico destacaron la trascendencia institucional del informe, que quedó expuesta en la participación de las autoridades de ambos organismos, y que es la primera vez en la historia de la Agencia Federal de Inteligencia que se integra a las políticas de control que rigen para los demás organismos de la Administración Pública Nacional.