Presidencia de la Nación

Presentación del RITE en el Comité de Compliance de BritCham Argentina

Por primera vez se mostró el funcionamiento del portal de simulación de la carga de datos en el Registro de Integridad y Transparencia para Empresas y Entidades.


La Oficina Anticorrupción (OA) participó el viernes 5 de agosto, del seminario web “Registro de Integridad y Transparencia para Empresas: qué debemos saber, cómo podemos prepararnos” organizado por la Cámara de Comercio Argentino Británica (BritCham).

La apertura del evento estuvo a cargo de Alejandro Campos, director ejecutivo de BritCham Argentina quien remarcó que “desde la Cámara seguimos alentando la difusión de este tipo de iniciativas que resultan interesantes para nuestra comunidad y para el público en general”.

Por su parte, Luis Villanueva, subsecretario de Planificación de Políticas de Transparencia de la OA contó que “RITE es un proyecto de la Oficina que cuenta con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y también nos acompañó en el desarrollo de la plataforma la Cámara y el gobierno británico. Esa ayuda nos permitió esquematizar un producto que trata de llegar a una variedad de empresas grandes con variedad de aplicaciones también grande”.

El funcionario de la Oficina Anticorrupción explicó: “pensamos que esta propuesta podía realizarse porque partimos de determinados acuerdos uno de ellos es pensar a la corrupción como un fenómeno complejo, multicausal, que no se da exclusivamente en el sector privado o en el público. En este sentido, hay un acuerdo amplio en términos de organismos internacionales que van en el mismo camino”. “Se trata de trabajar en esa vinculación del sector público y privado, de los dos lados del mostrador y en el mostrador también”, explicó Villanueva y agregó: “el foco para enfrentar a la corrupción es la prevención, se trata de que el daño no se produzca. Por ello es que promovemos políticas preventivas”.

En el cierre de su presentación, el subsecretario de la OA destacó el punto central del Registro que tiene que ver con “la acción colectiva, sin ese sujeto no hubiera podido ser desarrollado el RITE. Tuvimos más de 200 reuniones con cámaras, universidades, con empresas con participación estatal, privadas, organismos públicos, entre otros. Resolvimos la posibilidad de un trabajo de coconstrucción público privada que son cosas que cuestan bastante y lo hemos logrado. Constituimos siete mesas de trabajo que se reunían permanentemente pensando todo, reglamentos, metodología, qué preguntas hacer sobre cada uno de los temas que implican los formularios y sus dinámicas”. Sobre ello, también detalló que participaron 80 profesionales, se recibieron cerca de 500 comentarios y “aportes a la plataforma que a veces cambiaban radicalmente nuestra propuesta. El RITE cuando lo pensamos era para que las empresas puedan mostrar lo que tengan pero también tener información para iniciar o mejorar el camino”.

Por su parte, Paula Honisch, consultora PNUD explicó que “el RITE es colaborativo, gratuito, da herramientas, y es de utilización voluntaria. No es obligatorio estar en RITE, pero entendemos que es conveniente. Otro aspecto importante es que es federal, cualquier empresa de cualquier lugar del país puede sumarse a esto y trabajar con estándares uniformes”. Sobre la plataforma, la consultora internacional en compliance contó que hay dos secciones “una es el registro y otra es la caja de herramientas, que son estos materiales a las que las empresas pueden acceder para mejorar lo que tienen sin ningún costo”.

“Que no sea obligatorio no significa que distintos entes contratantes a nivel federal puedan decidir imponer como condición a su cadena de valor estar en RITE, al igual que empresas de participación estatal y organismos públicos que ya están empezando a tratar esta idea”, comentó Honisch. La consultora además expresó que “el RITE va a permitir a las empresas tomar mejores decisiones. Va a promover más integridad y lo va a hacer más amigable. Y a su vez van a tener herramientas para explicar sobre sus decisiones, en el caso de que tengan que dar explicaciones en un proceso, le da un piso de transparencia, vemos que más que tensión facilita el diálogo con una autoridad que vaya a tener interés”.

Durante el encuentro se presentó el simulador del registro que estará disponible para toda la comunidad la próxima semana. La muestra práctica fue realizada por Raúl Saccani, consultor del BID quien destacó: “esta simulación es para que puedan interactuar con la carga de información en el módulo del Programa de Integridad y para que las empresas puedan autoevaluar su propio programa”.

En el inicio de su presentación, Saccani explicó que el primer paso que deberá realizar el usuario tiene que ver con “clasificar a la entidad, esto es importante porque en función de esa clasificación se ordenan todas las preguntas que vienen en la plataforma en los tres niveles. Cada actividad, según la Sepyme tiene distintos parámetros. Dentro de la plataforma vamos a seleccionar la actividad, el rango de ventas y el personal ocupado”.

En este marco, mostró que “una primera cuestión interesante son las barras de madurez del programa con tres niveles que asocian a todo el cuestionario. A medida que van contestando, las barras de avance se van completando”. El consultor del BID explicó también que “RITE no es una herramienta estática y va a ir evolucionando conforme los usuarios entren e interactúen con la herramienta”. Para cerrar, Saccani dijo: “la idea es que haya un control entre pares. No hay forma de que esa información sea auditada, ni que la Oficina Anticorrupción haga una observación exhaustiva de lo que hay ahí, pero si puede ayudar a las empresas que lo requieran”.

Más adelante, Natalia Torres, directora nacional de Ética Pública de la OA, adelantó: “en aproximadamente un mes va a estar abierto el Registro para que se sumen todos los y las que quieran. Tenemos pensado reconocer a aquellas empresas que lideren este primer lanzamiento, que decidan dar los primeros pasos, las queremos reconocer en ese lugar que significa tener presencia dentro de la misma plataforma, participar en eventos internacionales, entendemos que puede ser un incentivo para sumarse”.

La funcionaria de la OA hizo hincapié en que “el RITE es una herramienta de transparencia activa que tiene diferentes niveles de accesibilidad a la información. Hay una visibilidad general para toda la ciudadanía para saber si una empresa está y la foto general de la carga, en ese sentido es una herramienta para que las empresas puedan conocer si las que componen la cadena de valor están o no”. Sobre este punto también agregó que “si una empresa está dentro del registro tiene más apertura en cuanto a la información. Dependiendo de cuánto avanzó en esa carga es la accesibilidad de información de los otros que están al mismo nivel de tu carga. Fue pensado en función de incentivos para que se pueda ver cómo trabaja la cadena de valor. El RITE permite una lectura desagregada por componente”.

La moderación estuvo a cargo de Fernando Basch, socio del Departamento de Compliance, Investigaciones y Derecho Penal Empresario de Bruchou & Funes de Rioja quien dijo que “RITE es uno de los desarrollos más relevantes que se están dando lugar en Argentina en materia de compliance e integridad” y que les permite a las empresas “acreditar sus esfuerzos de compliance”.

Scroll hacia arriba