Presidencia de la Nación

Presentación del libro “Sergio clandestino en la ESMA" de Daniel Tarnopolsky, en el Centro Cultural Borges

El Centro Cultural Borges invita a la presentación del nuevo libro de Daniel Tarnopolsky, editado por El país de nomeolvides, que se realizará el jueves 24 a las 18 h.


Daniel Tarnopolsky trazará un breve recorrido de cómo llegó a este libro, pasando por su historia de vida y la de su familia, el exilio, los juicios, la búsqueda de justicia. También compartirá la historia de la publicación de su primera obra, Betina sin aparecer. Y es que, como dice la escritora Tununa Mercado en el prólogo, no se puede hablar de este nuevo libro sin Betina.

Con entrada libre y gratuita, dialogarán con el autor Luis Bruschtein (periodista), Alejandro Grimson (antropólogo) y Graciela Lois (fundadora de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas), en el Auditorio Mercedes Sosa del Centro Cultural Borges (Viamonte 525, CABA).

Dice el autor sobre su obra

Cuando los duelos se hacen interminables, de alguna manera imposibles, debido a que los muertos no se han ido del todo, los vivos buscan mil y una formas de resolver el trauma de su desaparición. Sergio clandestino en la ESMA es una de ellas.

En una larga y única conversación, punteada por cortos monólogos, Daniel, único sobreviviente de toda una familia desaparecida en la década de 1970 en la Argentina, intenta comprender lo sucedido. Sergio, principal detonador del secuestro de toda la familia, habla, reclama, se explica. Daniel lo interpela, por momentos violentamente, sobre los hechos que antecedieron al secuestro de su familia... Y sobre toda la corta vida compartida.

Poco a poco van surgiendo en el diálogo los diversos miembros de la familia desaparecida: Laura, esposa de Sergio; Hugo, el padre; Blanca, la madre. None, la abuela que los sobrevivió y compartió con Daniel largos años de búsqueda y sufrimiento, hasta su fallecimiento. Cada uno con sus recuerdos, sus reclamos, sus cuentas pendientes. Pero falta Betina, eterna ausente, pues ella no está, ni en el mundo de los vivos ni en el de los muertos. Daniel se expresa desde su vida terrena, las almas desde la celestial, en un ida y vuelta entre lo encarnado, lo fáctico, lo material de la vida y lo indecible, impalpable, inasible: la muerte.

La imagen es la de una gran mesa familiar, al día de hoy, donde se conversa, se discute, se pelea, se reconcilia, se ama, desde el pasado al presente y hacia el futuro. Único sobreviviente, Daniel, después de cuarenta años, conversa con sus muertos.

Esta pequeña obra, escrita de alguna manera en forma de pieza de teatro sin serlo realmente, ha de ser interpretada como la continuación de Betina sin aparecer, su complemento.

Sobre Daniel Tarnopolsky

Nació en Buenos Aires el 26 de diciembre de 1957. En agosto de 1976 se vio obligado a exiliarse luego del secuestro de la totalidad de su familia por parte de las fuerzas represoras de la Armada argentina. Desde entonces, habitante de varios mundos, vivió en Israel, Francia y Argentina, sucesivamente.

Los cambios de vida y de rumbo lo llevaron a incursionar en variadas actividades, desde la psicomotricidad y la psicoterapia hasta los emprendimientos inmobiliarios, pasando por la industria química heredada de su padre. A lo largo de estos años y hasta la actualidad, ha participado activamente en diversos organismos de derechos humanos. La música y el canto litúrgico son su pasión; la escritura, un encuentro en el que incursiona desde hace unos años.

En esta, su segunda obra, luego de Betina sin aparecer publicada en 2011, continúa en su constante necesidad de reencontrarse con los suyos, sobre todo con sus hermanos, quienes fueron tan violentamente arrancados de la vida y lanzados de un avión hacia la existencia inmortal.

Scroll hacia arriba