Por una comunicación responsable


A partir de la encuesta publicada en la cuenta personal de Twitter de un locutor de radio, que propuso: "Hay un incendio y podés salvar solo a una", este organismo subraya, como prioridad, la importancia de comunicar respetuosamente.

Se extienden estas líneas en virtud de que las opciones allí postuladas, a partir de apelar a un recurso lúdico/humorístico – y siempre desde el plano de lo simbólico -, expresan en forma indirecta una visión particular sobre las mujeres, a quienes se ubica en una situación vulnerable y de violencia, por remitir a la vida misma de ellas.

Al analizar esta comunicación desde una perspectiva de género, subrayamos lo anterior en derredor cómo se pone en juego un mensaje que remite a la vida o muerte de alguna mujer. En el mismo sentido, no podemos dejar de mencionar que la referencia a incendio, es decir, a la quema, tiene connotaciones de enorme gravedad en torno a la violencia contra las mujeres en nuestro país donde aún en pleno siglo XXI se comete un femicidio cada 35hs y en 2017, el 6% 1 de éstos involucraron el fuego u otros combustibles como medio de materialización. Tal y como expresa la sociológa Rita Segato en relación a los femicidios por incineración “en las marcas inscriptas en estos cuerpos los perpetradores publican su capacidad de dominio irrestricto y totalitario sobre la localidad, ante sus pares, ante la población local y ante los agentes del Estado, que son inermes o cómplices.” 2

De allí que el plano de lo simbólico y mediático no queda ajeno de un campo desde el cual las mujeres también demandamos respeto por nuestros derechos. En ese sentido, en la Argentina, la Ley 26.485 sancionada en el 2009, tiene entre sus objetivos la “La remoción de patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres”.

Esa normativa, define y describe los tipos de violencia simbólica y su ámbito mediático, que citamos a continuación para su conocimiento y difusión.

  • Violencia Simbólica: La que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.

  • Violencia mediática contra las mujeres: aquella publicación o difusión de mensajes e imágenes estereotipados a través de cualquier medio masivo de comunicación, que de manera directa o indirecta promueva la explotación de mujeres o sus imágenes, injurie, difame, discrimine, deshonre, humille o atente contra la dignidad de las mujeres, como así también la utilización de mujeres, adolescentes y niñas en mensajes e imágenes pornográficas, legitimando la desigualdad de trato o construya patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o generadores de violencia contra las mujeres.

Al mismo tiempo, como es conocido, cada 25 de Noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer fecha que inicio al movimiento global conocido como “16 días de activismo contra la violencia hacia las mujeres” que culmina, no casualmente el día 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos. Razón por la cual sería destacable destinar esfuerzos, como mínimo, a no contribuir a naturalizar o banalizar la violencia.

Es por esto que resulta necesario visibilizar, sensibilizar e informar sobre todos los tipos de violencias hacia las mujeres. Desde Instituto Nacional de las Mujeres, se busca fomentar una comunicación con perspectiva de género que deconstruya los patrones socioculturales que reproducen la desigualdad y/o generan violencia contra las mujeres y promueva valores positivos basados en la igualdad de oportunidades y derechos de todas las personas.

En modo alguno esta afirmación se contrapone al ejercicio de la libertad de expresión. Antes bien, apunta a promover una comunicación responsable y diversa, pilar fundamental de toda democracia.

Asimismo, desde el organismo estamos a disposición de los/as profesionales de la comunicación, medios, periodistas y público en general para brindar asesoramiento, capacitaciones e información en materia de violencia simbólica y mediática.

[1] Datos obtenidos del Registro de Femicidios en Argentina 2017 de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación https://www.csjn.gov.ar/omrecopilacion/docs/informefemicidios2017.pdf
[2] Segato, Rita (2003). La argamasa jerárquica: violencia moral, reproducción del mundo y la eficacia simbólica del derecho, En Las estructuras elementales de la violencia. Ensayos sobre género entre la antropología, el psicoanálisis y los derechos humanos, Buenos Aires, Prometeo-UNQ, 2003