¿Por qué debemos ser serios en la difusión de las cifras de los siniestros de tránsito?


Debido a la importancia de los siniestros viales en términos de las vidas que esta epidemia se cobra año a año, no podemos aceptar la difusión y utilización de cifras no oficiales, que no revelen su fuente de información y su metodología de recolección.

Cada vez que hablamos de un número que refleja una víctima fatal en un incidente vial estamos haciendo referencia a la vida de una persona y de una familia, un círculo de amigos y compañeros que sufren una perdida insustituible. Por esto motivo, desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) realizamos un procedimiento, con rigor científico y metodológico en la recolección de datos de siniestralidad.

“El procedimiento que utiliza el Observatorio Vial de la ANSV y los gobiernos provinciales es totalmente transparente y se encuentra a disposición de cualquier persona u organismo que lo solicite, no así el método (si es que acaso hay uno) utilizado por organismos e instituciones no oficiales, del cual se desconocen sus basamentos empíricos” destaca Carlos Alberto Pérez, director ejecutivo de la ANSV.

Actualmente, las fuerzas policiales de las 24 jurisdicciones de nuestro país informan mensualmente al Observatorio Vial Nacional las estadísticas de siniestralidad vial de sus respectivas localidades (siniestros, víctimas fatales, heridos, etc). En el caso de las provincias que ya cuentan con observatorios provinciales, se trabaja desde Nación de forma articulada realizando estudios en conjunto y cooperando técnicamente para el análisis y el diseño de políticas públicas de seguridad vial.

Otro aspecto que merece atención son los tiempos que utilizan los organismos no oficiales para publicar sus cifras anualmente, ya que en la mayor parte de los países se necesita al menos un mes adicional al año terminado para lograr obtener las cifras definitivas. Un ejemplo concreto de esto sucede en el caso de un herido grave accidentado durante Año Nuevo donde deberá esperarse al menos hasta el 31 de enero para determinar si se convierte o no en una víctima fatal. Esto es así, debido a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la definición de víctima fatal por siniestro vial hasta 30 días luego de ocurrido el siniestro. Argentina, al igual que la mayoría de los países del mundo, cumple con lo que propone la OMS.

La Ley 26.363 adjudica a la ANSV como una de sus misiones principales elaborar y difundir estadísticas sobre siniestralidad vial en todo el territorio nacional. Actualmente, el Observatorio Vial trabaja articuladamente con todas las jurisdicciones del país y desarrolló un programa llamado “Sistema Electrónico de Datos” que permite facilitar la carga de datos, georreferenciarlos y normalizar el modo en que se sistematizan y analizan a fin de aplicar las mejores medidas para solucionar los problemas de seguridad vial que sean necesarios en cada región atendiendo a las demandas locales. Hasta el momento, 17 provincias del territorio argentino han adherido a la implementación de este nuevo sistema. Esto implica un esfuerzo inmenso, articulado y de colaboración técnica entre todas las provincias y Nación que se ve reflejado en las publicaciones que realiza el Observatorio Vial. Todo ello en pos de lograr datos más confiables y salvar más vidas en el tránsito.

Es importante que seamos responsables en la difusión de estadísticas viales y que desde los diferentes roles presentes en la sociedad (ciudadanos, periodistas, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil) asumamos nuestro compromiso con la seguridad vial. Para ello, es fundamental tener en cuenta las cifras oficiales que publicamos de forma científica, transparente y de fácil acceso. Para mayor información podrán acceder a un mapa interactivo de la Republica Argentina que contiene toda la información sobre la seguridad vial y a los informes estadísticos de siniestralidad vial anuales.

Carlos A. Pérez

Director Ejecutivo
ANSV

Mapa interactivo de la Seguridad Vial

Informes estadísticos de siniestralidad vial