Por primera vez en Argentina se reúne el Grupo Egmont con el objetivo de combatir la Corrupción


El Grupo Egmont de Unidades de Inteligencia Financiera (UIF) se reunió esta semana en la Argentina para discutir el papel singular que tienen las UIF dentro del sistema de lucha contra el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo (ALA/CFT) en cuanto al abordaje del lavado de activos provenientes de la corrupción, incluida la importancia de la autonomía de las unidades de inteligencia financiera en la lucha contra la corrupción.

Con el objetivo de evitar cualquier influencia o interferencia política, gubernamental o sectorial indebida, los Jefes de UIF del Grupo Egmont acordaron que la autonomía y la independencia operativa de las UIF son esenciales para que puedan contribuir efectivamente a la lucha contra la corrupción.

Las UIF reciben e intercambian información financiera altamente confidencial y se encuentran estratégicamente ubicadas para detectar casos de corrupción y rastrear el producido de tal actividad. Por esta razón, las UIF deben estar protegidas de cualquier tipo de interferencia o influencia indebida cuando llevan a cabo sus funciones.

En los últimos años las denuncias de corrupción en el sector público y privado se han generalizado en todo el mundo, por lo cual las UIF de 155 países y jurisdicciones, representantes del Grupo Egmont, Observadores, y Asociados Internacionales participaron de esta reunión con el propósito de encontrar formas de abordar esta importante cuestión.

Los Jefes de UIF adoptaron las siguientes iniciativas:

• Elaborar guías sobre las características que una UIF independiente y autónoma debe tener en términos operativos.
• Comunicar los principios promovidos en tales guías a agencias gubernamentales, al sector privado y al público en general.
• Trabajar con UIF y otros actores a través del nuevo Centro de Excelencia y Liderazgo de UIF (ECOFEL) del Grupo Egmont para aumentar las actividades de fomento de las capacidades, con foco en la independencia y la autonomía de las UIF.
• Mejorar las prácticas y herramientas empleadas por las UIF para determinar si un caso involucra personas expuestas políticamente (PEP) y otras categorías de alto riesgo relacionadas con la corrupción.
• Hacer uso de las herramientas de intercambio de información disponibles, con el fin de facilitar aún más el análisis en los casos de corrupción y promover la confianza entre las UIF y otros socios nacionales e internacionales.
• Fortalecer la capacidad de las UIF para proporcionar cooperación internacional efectiva tendiente a detectar, rastrear e identificar los bienes producto de la corrupción, con el fin de permitir la adopción de medidas provisorias oportunas.
• Emitir un listado actualizado de indicadores para identificar operaciones y actividades sospechosas que indiquen maniobras de corrupción.

Las unidades de inteligencia financiera se encuentran en un lugar único para cooperar y apoyar los esfuerzos nacionales e internacionales para combatir la corrupción. En este sentido, el Grupo Egmont también apoya los esfuerzos de sus asociados internacionales y otros actores con el propósito de dar cumplimiento a las resoluciones y declaraciones publicadas por la Agenda Mundial 2030 y sus 17 “Metas de Desarrollo Sustentable” adoptadas por los líderes mundiales durante las reuniones de la Asamblea de las Naciones Unidas en 2015, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, los Ministros de Finanzas del G20, y el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI)/Organismos regionales al estilo GAFI (FSRB).

Para acceder al comunicado en inglés hacer click aquí